Educar en Pandemia: Inteligencia Artificial (5) y las Habilidades

12 Octubre 2021

La rápida adopción y difusión de la Inteligencia Artificial (IA) en la economía y la sociedad plantea nuevos desafíos para gobiernos, instituciones y los diversos actores de la educación: ¿qué conocimientos y habilidades deben desarrollar los sistemas educativos tomando en cuenta los avances y retrocesos tecnológicos en curso?

Estimaciones de investigaciones recientes (OCDE, 2020) que el 14% de los puestos de trabajo existentes podrían desaparecer como resultado de la automatización en los próximos quince a veinte años, y es probable que otro 32% cambie radicalmente. Esto implica que la demanda relativa de habilidades cambiará, y por ende, también la oferta.

En este punto, la IA parece tener mejor respuesta que los humanos cuando se trata de tareas repetitivas y predictivas, tareas que pueden depender de la potencia computacional clasificando grandes cantidades de datos e insumos, y facilitando la toma de decisiones basadas en reglas concretas. Por ello, las personas necesitan habilidades para los casos donde superan el rendimiento de las máquinas, por ejemplo, para crear y fabricar productos y resultados utilizables para los seres humanos y la comunicación sobre ellos, y la toma de decisiones sobre valores abstractos.

La Perspectiva de Habilidades (Skills Outlook) de la OCDE muestra que detentar habilidades cognitivas más complejas, por ejemplo, habilidades de resolución de problemas en entornos ricos en tecnología entornos o una combinación de estos, aumenta significativamente la probabilidad de que las personas pasen del uso de Internet para el consumo de información y la comunicación a una estrategia diversificada y usos complejos, teniendo en cuenta otros determinantes. En la era digital, las habilidades complejas que son menos fáciles de automatizar se vuelven cada vez más importante.

La creatividad y el pensamiento crítico son cada vez más importantes en el mercado laboral, y contribuyen a una mejor vida personal y cívica. La velocidad, el volumen y el alcance de los flujos de información en Internet enfatizan la importancia de las habilidades cognitivas. El pensamiento crítico es de particular importancia para afrontar algunos de esas nuevas demandas, ya que los estudiantes deben ser capaces de leer textos complejos para distinguir entre fuentes creíbles y no confiables, y entre hechos y ficción. La creatividad también es clave para el desarrollo de nuevas soluciones que aún no pueden ser inventadas o recreadas por computadoras, incluidas las soluciones mejoradas por la IA y el uso de robots. Además del argumento económico de que las habilidades de innovación complejas son menos fáciles de automatizar, estas también contribuyen al bienestar humano y el buen funcionamiento de las sociedades democráticas. Esto también es cierto para habilidades socioemocionales como la perseverancia, la comunicación o la colaboración.

Los Principios de IA del G20 reconocen la naturaleza evolutiva de las habilidades necesarias para afrontar la transformación de las economías y sociedades, y recomiendan que los gobiernos trabajen con partes interesadas no solo para empoderar a las personas para que utilicen la IA, sino también para equiparlas con las habilidades que ayudará a los trabajadores a tener una transición justa a medida que se implementa la IA. Mientras continúa el ciclo de vida en la transformación de las habilidades sociales y laborales, este esfuerzo comienza en la educación, en la escuela, la educación vocacional y terciaria.

Prácticamente todos los planes de estudios escolares de los países de la OCDE promueven oficialmente el desarrollo de creatividad, pensamiento crítico y otras habilidades de innovación en la escuela y en la educación superior. Esto también se está volviendo cada vez más común en los países del G20, incluidos China e India. Sin embargo, los profesores a menudo no encuentran claro lo que quieren decir y lo que implican en su práctica docente diaria.

La OCDE trabajó con redes escolares en 11 países para definir y poner en práctica la creatividad y el pensamiento crítico en el contexto escolar, proporcionando a los responsables de la formulación de políticas y profesionales con herramientas de andamiaje (rúbricas, planes de lecciones) y ejemplos de planes de desarrollo que apoyen el desarrollo efectivo de esas habilidades. Demostró que con algún apoyo, los profesores pudieron ajustar con éxito su pedagogía y planes de lecciones para desarrollarlos junto con el conocimiento del contenido.

Otro desafío de habilidades para los países relacionado con el desarrollo de la IA en la sociedad radica en la apertura de suficientes programas especializados de educación terciaria que preparen a los estudiantes para la desarrollo de esas soluciones. En este sentido, la educación STEM juega un papel crucial. Muchos de esos nuevos programas pueden beneficiarse de la colaboración con el sector empresarial.

Especialmente en la educación terciaria, un enfoque en la creatividad y el pensamiento crítico también es muy importante: la OCDE trabaja actualmente con instituciones de educación superior en 15 países para identificar buenas prácticas en esta área.


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Ley Fácil

Reconocimiento y protección de los derechos de las personas con enfermedades terminales y el buen morir

Explica la ley que regula la atención a pacientes con enfermedad terminal o grave y sus derechos.<br> La ley rige cinco meses después de su publicación en el Diario Oficial.