Educar en Pandemia: Redoblar esfuerzos

01 Abril 2021

La medición de los primeros impactos de la disrupción educativa provocada por el COVID19 entrega un sombrío panorama, el que llama a gobiernos a redoblar esfuerzos para mitigar el impacto negativo en el aprendizaje.

Cuando en nuestro país los establecimientos educacionales han vuelto a cerrar sus puertas debido al peor momento en la evolución de la pandemia, un nuevo estudio de la UNESCO, Interrupciones en la escolarización relacionadas con la pandemia e impactos en los indicadores de logro en el aprendizaje: un enfoque en los primeros niveles, demuestra los impactos negativos de la interrupción educativa en todo el mundo.

El estudio muestra que más de 100 millones de niños caerán por debajo del nivel mínimo de competencia en lectura debido al impacto del cierre de escuelas COVID-19. La cantidad de niños que carecen de habilidades básicas de lectura estaba en una curva descendente antes de la pandemia, y se esperaba que cayera de 483 millones a 460 millones en 2020. En cambio, como resultado de la pandemia, la cantidad de niños con dificultades saltó a 584 millones en 2020, aumentando en más del 20% y borrando los avances logrados en las últimas dos décadas a través de los esfuerzos educativos. Se prevé que las pérdidas de aprendizaje sean mayores en la región de América Latina y el Caribe y en Asia central y meridional.

El estudio esboza que el regreso a la ruta pre-pandémica puede llevar una década, aunque la recuperación podría ocurrir para 2024 si se realizan esfuerzos excepcionales para proporcionar clases de recuperación y estrategias de recuperación. Sin embargo, según los nuevos datos, solo una cuarta parte de los estudiantes se benefician de esa educación de recuperación.

Para mitigar la deserción y las pérdidas de aprendizaje, la educación debe ser una prioridad en la recuperación. Pero se estima que el 65% de los gobiernos de los países de bajos ingresos redujeron la financiación para la educación en comparación con el 35% de los países de altos ingresos. Si bien las medidas fiscales podrían inyectar más recursos a la educación, la UNESCO calcula que solo el 2% está destinado a la educación en los paquetes de estímulo fiscal.

No podemos ignorar el daño a los estudiantes, la cohesión social y las economías con el pretexto de que no podemos ver el daño hoy. La mejor inversión en esta crisis es la educación”, dijo la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, en una reunión con más de 90 ministerios de educación. Azouley pidió redoblar esfuerzos a los países y donantes que intensifiquen la financiación de las escuelas. La estrategia es clara: los países deben seguir las directrices internacionales para asignar entre el 15% y el 20% del gasto público a la educación y redoblen los esfuerzos para garantizar que los niños, especialmente las niñas, regresen a la escuela con apoyo que incluya programas de alimentación, apoyo a la salud mental e iniciativas para evaluar y remediar habilidades en las que se habían quedado atrás.

También los instó a introducir nuevas medidas para garantizar que los niños regresaran y se pusieran al día con su aprendizaje. Se calcula que el regreso a la ruta prepandémica puede llevar una década, pero que la recuperación podría ocurrir para 2024 si se realizan esfuerzos excepcionales para proporcionar clases de recuperación y estrategias de recuperación. Sin embargo, según los nuevos datos de una encuesta conjunta realizada por la UNESCO y UNICEF, solo una cuarta parte de los estudiantes se benefician de esa educación de recuperación.

Si bien el número de estudiantes afectados por el cierre parcial o completo de escuelas no ha cambiado significativamente desde el comienzo de la pandemia, los países están tomando cada vez más medidas para mantener las escuelas al menos parcialmente abiertas. Las escuelas están completamente abiertas en aproximadamente la mitad de los países del mundo (107 países), principalmente en África, Asia y Europa. Pero, las escuelas permanecen cerradas en 30 países, lo que afecta a unos 165 millones de estudiantes. En 70 países, están parcialmente abiertos en algunas regiones, para algunos grados o con una asistencia presencial reducida. Estas condiciones afectan aproximadamente a dos tercios de la población estudiantil mundial, casi mil millones de estudiantes.


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Ley Fácil

Reconocimiento y protección de los derechos de las personas con enfermedades terminales y el buen morir

Explica la ley que regula la atención a pacientes con enfermedad terminal o grave y sus derechos.<br> La ley rige cinco meses después de su publicación en el Diario Oficial.