El SAE y sus efectos sobre la desigualdad en el acceso a la educación de calidad

28 Abril 2021

Académicos propusieron aumentar la participación en el proceso oficial de admisión escolar, mejorar el acceso a la información para las familias y prevenir la salida de los usuarios a través de asignaciones más eficientes.

Dentro de los proyectos seleccionados en la nueva publicación del libro “Propuestas para Chile” del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, se destaca el estudio “Sistema de Admisión Escolar en Chile: efecto sobre la equidad y propuestas de mejora”, en el que participaron Nicolás Figueroa, profesor Asociado del Instituto de Economía UC; Kenzo Asahi, académico de la Escuela de Gobierno UC, y Anushka Baloian, graduada del Magíster en Economía UC y analista en el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

El objetivo del trabajo fue entender cuál ha sido el efecto del Sistema de Admisión Escolar (SAE) sobre la desigualdad en el acceso a educación de calidad entre estudiantes prioritarios y no prioritarios e identificar aspectos relevantes a mejorar del sistema.

Cabe destacar que el SAE se implementó para promover la equidad e integración social en el sistema escolar chileno a partir del año 2016, en medio de la promulgación de la Ley de Inclusión Escolar.

Entre sus hallazgos, los investigadores descubrieron que el SAE disminuye un 16% la brecha de “calidad académica” de colegios a los cuales acceden estudiantes prioritarios y no prioritarios y que la brecha de calidad entre colegios donde se matriculan estudiantes prioritarios y no prioritarios se explica en gran parte por los estudiantes prioritarios que no participan del sistema.

Además, los resultados de la estimación de preferencias sugieren que “gran parte de la brecha de desigualdad en acceso a educación de calidad la sufren los estudiantes prioritarios que no postulan vía SAE, pero que igual terminan matriculándose en un colegio que sí ofreció cupos en el sistema, debido a que sólo estos últimos exhiben una menor “preferencia” por la calidad de colegios cuando comparamos las matrículas finales de alumnos prioritarios y no prioritarios”, indican los autores.

En términos generales, los datos revelan que ambos grupos (prioritarios y no prioritarios) muestran una preferencia positiva y de igual magnitud por puntaje SIMCE, mientras que experimentan un desuso por la distancia, el pago mensual real y el porcentaje de alumnos vulnerables en el colegio. Los alumnos prioritarios experimentan un mayor desuso por la distancia y el costo efectivo anual, mientras que la desutilidad que experimentan por el porcentaje de vulnerables es menor que para los alumnos no prioritario.

Propuestas de política pública

En base a los descubrimientos antes señalados, los autores plantearon tres propuestas para mejorar el sistema:

1. Aumentar la participación en el proceso oficial de admisión escolar, buscando activamente a los que no participan del SAE, con especial foco en alumnos prioritarios. La evidencia presentada en este trabajo sugiere que gran parte de la brecha de desigualdad en acceso a educación de calidad la sufren los estudiantes prioritarios que no postulan vía SAE. Por lo tanto, medidas orientadas a aumentar la participación de alumnos en el SAE podrían traducirse en una disminución importante en la desigualdad de acceso a educación de calidad. Por ende, se presentan dos desafíos. En primer lugar, identificar a aquellos alumnos que no participan en el SAE. En segundo lugar, una vez identificados, definir un mecanismo para integrarlos al sistema de admisión centralizado.

2. Promover postulaciones más congruentes con las preferencias de las familias. El análisis de preferencias desarrollado en el trabajo permite comprender mejor el proceso de elección de colegios por parte de los apoderados. Si bien hay cierta heterogeneidad en las preferencias al diferenciar entre apoderados de alumnos prioritarios y no prioritarios (específicamente al considerar la distancia hogar-colegio, copago y tasa de prioritarios), los resultados sugieren que todos los apoderados consideran múltiples atributos de los colegios al momento de decidir cuál es la alternativa preferida. En particular, la calidad académica de los colegios, la proximidad, el costo económico y la composición socioeconómica son atributos de gran relevancia en la toma de decisiones de las familias.
Para promover elecciones informadas y coincidentes con los intereses de cada apoderado, se proponen tres medidas: facilitar y optimizar la navegación en la plataforma de postulación, permitir el acceso aún más temprano a la plataforma de postulación, y sistematizar el proceso de pre-postulación y entrega de planilla.
3. Prevenir la salida del sistema oficial de admisión escolar a través de asignaciones más eficientes. Una de las principales conclusiones del trabajo es que el SAE disminuye la brecha de calidad observada entre los colegios donde se matriculan alumnos prioritarios y no prioritarios. En este sentido, además de favorecer la participación en etapas iniciales del proceso, es importante prevenir la salida del sistema de aquellos postulantes que inicialmente participan en el SAE, pero que, al no ser cumplidas sus expectativas, dejan de participar en él anticipadamente (no permanecen en la etapa complementaria, o lo hacen pero se matriculan en un establecimiento distinto al asignado por el SAE).

Un elemento crucial para minimizar la cantidad de alumnos que dejan de participar en el SAE de forma anticipada es que el sistema logre generar asignaciones (tanto en la primera etapa del proceso como en la etapa complementaria) que satisfagan los intereses de los postulantes. Para esto, los académicos plantean dos mejoras al sistema de admisión actual: sugerir colegios a apoderados que inicialmente postulen a pocos establecimientos (menos de cuatro) y aumentar la cantidad mínima de postulaciones exigidas.

“Es indispensable que los apoderados tengan acceso a la información adecuada al momento de ingresar las postulaciones de sus hijos, puesto que es necesario para que las postulaciones reflejen efectivamente las preferencias de cada familia. Esto último es un requisito primordial para que el SAE logre generar asignaciones escolares óptimas”, relevaron los académicos.

Está por verse que opinará el mundo político y social de esta propuesta.
 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Ley Fácil

Atención preferente en salud a personas mayores o con discapacidad

Informa sobre los derechos preferentes en salud que tienen las personas mayores de 60 años y aquellas que están en situación de discapacidad.