Encuesta revela los principales daños por la suspensión de clases presenciales

02 Marzo 2021

Según estudio del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad San Sebastián, un 44% de los apoderados alude a retrasos en el aprendizaje y un 31% a las dificultades en términos de sociabilización.

Sin duda, el año escolar 2020 fue inédito para los miles de estudiantes del país, tras la suspensión de las clases presenciales y el salto hacia la educación a distancia, como vía para mantener la continuidad de los aprendizajes en medio de la pandemia del COVID-19.

Pero esta situación extraordinaria, según arrojó una encuesta realizada por el Instituto de Políticas Públicas (IPSUSS) de la Universidad San Sebastián (USS), afectaría de manera importante a los niños. Esto, considerando que un 92% de las personas con hijos en edad escolar afirmaron que la suspensión de las clases presenciales conllevó daños -importantes o muy importantes- para los niños.

Dentro de este contexto, un 44% de los apoderados indicó que el principal daño se asoció al retraso de aprendizajes, mientras que un 31% de ellos evidenció daños en términos de relaciones interpersonales, al verse afectada la sociabilización de los niños, en particular en cuanto a la dificultad para tener amigos.

Así lo destacó también la asesora regional en Educación de Unesco, Oficina Regional para América Latina y el Caribe, Mary Guinn Delaney, quien se refirió a este punto afirmando que “las interrupciones en el acceso al trabajo presencial en el aula tienen impactos severos en el aprendizaje, el desarrollo socioemocional y la salud mental, especialmente en el caso de los más vulnerables”.

Por su parte, un 70% de los encuestados que tienen hijos en edad escolar se manifestó a favor de enviar a los niños al colegio, de cumplirse todos los protocolos sanitarios. Además, más de la mitad está de acuerdo o muy de acuerdo con aumentar las restricciones en malls, restaurantes y pubs, con miras a favorecer la apertura de los establecimientos educacionales.

Y tan sólo un 25% de los consultados, con o sin hijos en etapa escolar, considera que la probabilidad de contagio de COVID-19 para su familia es mucho más elevada si los niños asisten a clases presenciales.

Los resultados de esta encuesta telefónica, -que se aplicó durante febrero a 1.498 personas mayores de 18 años de la Región Metropolitana, donde 788 corresponden a padres con hijos en etapa escolar-, serán entregados al Ministerio de Educación con el objetivo de contribuir a la toma de decisiones al respecto.

“Es una gran satisfacción para nuestra Casa de Estudios poder colaborar con el Ministerio de Educación mediante la entrega de los resultados de esta encuesta que ponen de manifiesto la necesidad de un retorno a clases presenciales para los niños y jóvenes en etapa escolar. Sin embargo, somos conscientes de que esta decisión debe tomarse con suma responsabilidad y cautela con el fin de velar por la seguridad y el bienestar de todos”, resaltó el rector de la Universidad San Sebastián, Carlos Williamson.

Mientras que el director ejecutivo del IPSUSS, Arturo Zuñiga, señaló que “si bien la educación remota puede ofrecer herramientas que permitan complementar el proceso de aprendizaje, no logra reemplazar la enseñanza presencial y el desarrollo de habilidades sociales, sobre todo cuando se trata de la primera infancia. Además, su implementación no es homogénea en todo el país, existen importantes limitaciones de acceso, conectividad y de conocimiento en el manejo de estas tecnologías, que sin duda puede significar un aumento en las brechas de aprendizaje”.

Percepciones por el retorno a clases presenciales

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, se refirió al retorno de las clases presenciales que comienza ahora en marzo y no descartó suspender en caso de que sea necesario, por ejemplo, si se registra un rebrote en un colegio.

“Así como existen exigentes protocolos de cuidado en los establecimientos, también están claras las reglas que deben seguir en casos sospechosos o de contagio. Si se hace necesario suspender (la actividad presencial de) un curso o nivel, o incluso, volver a suspender las clases por un tiempo, se va a hacer”, aseveró.

En este momento creemos que la voluntariedad para las familias es esencial, porque debemos trabajar en conjunto para recuperar la confianza de los apoderados en el sistema educativo. En algún momento va a tener que evidentemente ir evolucionando, pero va a depender de una serie de factores. Entre otros, probablemente, el mayor impacto del proceso de vacunación”, planteó.

Asimismo, el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz, insistió en que actualmente “no están las condiciones y de eso va a depender el retorno” a las aulas. El dirigente gremial cree que la situación durante el primer semestre mejorará “paulatinamente, para ya tal vez normalizarse el segundo”, cuando estén todos los docentes vacunados

Díaz espera que se creen consejos asesores locales y que tomen la decisión según la realidad de cada comunidad educativa. De paso insistió: “Estamos totalmente de acuerdo en volver a clases presenciales, ojalá a la brevedad, pero lo fundamental es la salud y la vida de las comunidades”, resaltó.

Medidas sanitarias y organización de la jornada

Los establecimientos educacionales deberán cumplir estrictamente con los protocolos de seguridad sanitaria establecidos por el Ministerio de Salud para proteger la salud de toda la comunidad educativa.

Por su parte, el Ministerio de Educación entregó a todos los colegios Kits Sanitarios para proteger la salud y puso en marcha el Plan “Yo confío en mi escuela”, con recursos por más de $ 13 mil millones para que las escuelas y colegios públicos puedan adecuar su infraestructura y procedimientos para cumplir con los protocolos sanitarios.

El protocolo sanitario actual vigente contempla:

  • Sanitización de establecimientos cada 24 horas.
  • Asegurar el distanciamiento de al menos 1 metro en baños, salas y espacios comunes, evitando también las aglomeraciones.
  • Ventilación permanente de salas y espacios comunes.
  • Implementar horarios diferidos entrada, salida y recreos.
  • Eliminar saludos de mano, besos y reemplazarlos por otras rutinas de saludo a distancia.
  • Uso obligatorio de mascarillas.
  • Rutina de lavado de manos con jabón cada 2-3 horas.
  • Informar a la comunidad educativa respecto de los protocolos y siempre mantener una comunicación efectiva.
  • Apoderados deberán controlar la temperatura y síntomas respiratorios de estudiantes diariamente.
  • Realización de clases de educación física en lugares ventilados.
  • Demarcar la distancia en los lugares de espera.
  • Evitar reuniones presenciales de apoderados.
  • Estar en constante revisión del cumplimiento de los protocolos.

 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Ley Fácil

Reconocimiento y protección de los derechos de las personas con enfermedades terminales y el buen morir

Explica la ley que regula la atención a pacientes con enfermedad terminal o grave y sus derechos.<br> La ley rige cinco meses después de su publicación en el Diario Oficial.