Estudiantes de primer ciclo básico podrían ser evaluados por criterios cualitativos

30 Abril 2020

Moción establece que las comunidades educativas deberán tomar esta decisión dentro del primer año que se publique la ley

Los integrantes de la comisión de Educación y Cultura del Senado aprobaron –fines de abril de 2020- en particular el articulado del proyecto (boletín 11992-04) que modifica la Ley General de Educación con el objeto de complementar el sistema de evaluación correspondiente al nivel de educación básica, especialmente a los cursos primero a cuarto básico.

La moción, suscrita por los senadores Francisco Chahuán (RN), Jaime Quintana (PPD), Juan Ignacio Latorre (RD), Manuel José Ossandón (RN) y Yasna Provoste (PDC), establece que “las evaluaciones correspondientes al nivel de educación básica, especialmente durante el primer ciclo básico, propenderán a la utilización de criterios cualitativos que permitan dar cuenta del nivel de logro de los objetivos planteados en las bases curriculares. Los establecimientos podrán incorporar estos criterios en su Reglamento de Evaluación, de acuerdo a la normativa vigente. La evaluación cualitativa, en caso de aplicarse, deberá considerar una retroalimentación permanente al estudiante y sus padres, madres y/o apoderados”.

Además, la instancia legislativa acordó el siguiente artículo transitorio: “Dentro del plazo de un año desde publicada la presente ley, las comunidades educativas de los establecimientos educacionales que impartan el primer ciclo de la educación básica deberán desarrollar procesos de reflexión y consulta para tomar la decisión respecto de mantener o no el actual sistema de evaluación y calificación en base a una escala numérica de notas para este ciclo. Dicha definición deberá ser aprobada por el Consejo de Profesores e incorporada en el reglamento de evaluación de cada establecimiento”

Argumentos de la propuesta

Según los autores de la iniciativa, en la actualidad “hay una tendencia de los países líderes en materia educativa en prescindir de las calificaciones numéricas al momento de medir el rendimiento académico de los estudiantes”. En su reemplazo, señalan, “han optado por una evaluación cualitativa continua, basada en la observación que hace el profesor en el aula y en un proceso de retroalimentación que incluye a los propios alumnos, padres y apoderados”.

También consideran que evaluar en base a una comunicación regular y entrega de reportes contribuirá “en la disminución del agobio y la presión que generan las pruebas y las notas”.

En esta misma línea, Ernesto Triviño, académico de la Universidad Católica, afirma que una propuesta de estas características generará un “cambio paradigmático” en el sistema y advierte que eliminar las notas provocará que “los estudiantes vayan avanzando según sus propios tiempos, que logren sobresalir en las áreas donde tienen más aptitudes”. Además, reforzará la labor central de todo establecimiento educacional que consiste en “generar una comunidad inclusiva y más preocupada del desarrollo integral de los niños y que puedan trabajar sin la presión y el estigma de las notas y poder acompañarlos durante su trayectoria escolar”.

Adicionalmente, investigadores del área educacional han planteado que las notas reducen la motivación intrínseca del estudiante a través de la disminución de su autonomía (Pulfrey, Darnon y Butera, 2013) y que la comparación entre estudiantes que genera la aplicación de notas se ha convertido en una verdadera amenaza para la autoestima de ellos. (Muller y Butera, 2007)

De acuerdo al estudio encargado a la Biblioteca del Congreso Nacional sobre “Evaluación de estudiantes en tres países de la OCDE: Estonia, Finlandia y Dinamarca”, se establece que “la evaluación de los resultados de aprendizaje de los estudiantes de los primeros años de la educación básica debe o puede, según sea el caso, registrarse en reportes verbales o escritos, que no están asociados a una escala numérica de valores. Es en los últimos cursos de la educación básica, cuando las evaluaciones se registran en una escala numérica, de valores discretos”.

Respecto a las consecuencias de la evaluación, el informe observa algunas diferencias entre los países seleccionados. En los casos de Estonia y Finlandia se fija un estándar basado en el resultado de la evaluación anual para avanzar al siguiente curso de la educación básica. Asimismo, para obtener el certificado de egreso de educación básica, en los dos países mencionados, se consideran las evaluaciones durante los últimos años de la educación básica, y el resultado en la evaluación de fin de ciclo.

En el caso de Dinamarca, agrega, la situación es diferente, dado que el progreso de los alumnos en la educación básica no depende de los resultados en las evaluaciones, lo que tampoco es requisito para la obtención del certificado de egreso de la educación básica. 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube