Evita el cierre de escuelas con nivel “insuficiente”

30 Enero 2020

En los “Estándares indicativos de desempeño” se aborda la categoría Formación y convivencia, que es donde se evalúa la vida democrática de los alumnos.

Los integrantes de la comisión de Educación y Cultura del Senado aprobaron en general y particular, el 14 de enero de 2019, el proyecto (boletín 12.980) que evita el cierre de escuelas por haber sido categorizadas por la Agencia de Calidad de la Educación en nivel “insuficiente”.

La moción presentada el 9 de octubre de 2019 por los senadores Juan Ignacio Latorre (RD), Yasna Provoste (DC), Carlos Montes (PS) y Jaime Quintana (PPD) consta de un artículo único cuyo contenido apunta a terminar con las consecuencias negativas que provoca en el sistema escolar el cierre de establecimientos, cuestionando el resultado de la aplicación de pruebas estandarizadas como el Simce.

Durante el debate los senadores analizaron la ley vigente. “Hoy dichos test califican la calidad de la educación de los recintos públicos y privados, y si después de cuatro calificaciones insuficientes continúa en esa condición, la citada Agencia oficializa la pérdida del reconocimiento oficial”, explica el sitio web del Senado.

Considerar que 345 escuelas de educación básica fueron calificadas como “insuficientes” en 2019, lo que es un avance respecto al año 2016, cuando hubo 633 colegios en esta categoría. Precisar, además, que 120 establecimientos obtuvieron “mal desempeño reiterado” en 2019, cifra que también demuestra una mejoraría en comparación con 2018, cuando hubo 218 recintos en esta condición. Con todo, serían 36 las escuelas en “riesgo” y las que deben esperar que se culmine el ciclo de evaluación para saber si se cierran o no.

¿Qué dice la Ley?

La Ley 20.370, General de Educación (LGE), en su artículo 46º, determina que el ministerio de Educación reconocerá oficialmente a los establecimientos educacionales que impartan enseñanza en los niveles de educación Parvularia, Básica y Media cuando lo soliciten y cumplan con los siguientes requisitos:

a) Tener un sostenedor con giro único en educación, que rinda cuenta pública respecto del uso de los recursos. A su vez, el representante legal y el administrador de las entidades sostenedoras de los establecimientos educacionales deberán estar en posesión de un título profesional o licenciatura de al menos 8 semestres, y no haber sido sancionado ni condenado por las razones que se detallan en el mismo artículo.
b) Contar con un proyecto educativo.
c) Programas de estudio acorde a las bases curriculares.
d) Tener un reglamento de evaluación y promoción acorde a normas nacionales.
e) Comprometerse a cumplir estándares nacionales de aprendizaje.
f) Contar con un reglamento interno que garantice el justo procedimiento.
g) Tener el personal docente y asistente de la educación idóneo.
h) Acreditar un capital mínimo pagado.
i) Acreditar un local que cumpla con normas de general aplicación: Según la letra i del mismo artículo, “cuando el sostenedor no sea propietario del local donde funciona el establecimiento educacional, deberá acreditar un contrato, sea en calidad de arrendatario, comodatario o titular de otro derecho sobre el inmueble, de duración no inferior a 5 años e inscrito en el Conservador de Bienes Raíces respectivo. Esta acreditación deberá renovarse 6 meses antes de la finalización de los 5 años contemplados”.
j) Disponer de mobiliario, equipamiento, recursos de enseñanza y didácticos.

Estándares indicativos de desempeño

Según un documento del ministerio de Educación sobre la materia, los estándares indicativos de desempeño son “referentes que orientan la Evaluación Indicativa de Desempeño a cargo de la Agencia de Calidad y que, a la vez, entregan orientaciones a los establecimientos y sus sostenedores para mejorar los procesos de gestión institucional”.

Estos estándares abordan cuatro dimensiones de la gestión escolar: Liderazgo, Gestión pedagógica, Formación y convivencia, y Gestión de recursos.

Respecto a la dimensión Formación y convivencia, el texto señala que este comprende “las políticas, procedimientos y prácticas dirigidas a favorecer el desarrollo personal y social, incluyendo el ámbito espiritual, ético, moral, afectivo y físico de los estudiantes, de acuerdo al Proyecto Educativo de cada institución y al currículum vigente. Se apoya tanto en la implementación de acciones formativas transversales como específicas”.

Esta categoría se organiza en las subdimensiones Formación, Convivencia, y Participación y vida democrática.

Ahora bien, los aspectos a evaluar en la subdimensión Participación y vida democrática son:

  1. El establecimiento construye una identidad positiva que genera sentido de pertenencia y motiva la participación de la comunidad educativa en torno a un proyecto común.
  2. El equipo directivo y los docentes promueven entre los estudiantes un sentido de responsabilidad con el entorno y la sociedad, y los motivan a realizar aportes concretos a la comunidad.
  3. El equipo directivo y los docentes fomentan entre los estudiantes la expresión de opiniones, la deliberación y el debate fundamentado de ideas.
  4. El establecimiento promueve la participación de los distintos estamentos de la comunidad educativa mediante el trabajo efectivo del Consejo Escolar, el Consejo de Profesores y el Centro de Padres y Apoderados.
  5. El establecimiento promueve la formación democrática y la participación activa de los estudiantes mediante el apoyo al Centro de Alumnos y a las directivas de curso.
  6. El establecimiento cuenta con canales de comunicación fluidos y eficientes con los apoderados y estudiantes.

Opiniones de expertos

El profesor de política educativa de la Universidad del Desarrollo, Armando Rojas, manifestó que revocar el reconocimiento oficial de las escuelas “no parece ser lo más adecuado”, recomendando dos caminos.

Una primera idea se relaciona con el desarrollo de capacidades y la construcción de comunidades profesionales de aprendizaje para el fortalecimiento de la profesión docente.

Un segundo aspecto se refiere a fortalecer los procesos de reflexión pedagógica al interior de los establecimientos.

Para Andrés Berg, de IdeaPaís, la política pública actual para medir la calidad de la educación no fue diseñada en razón de lógicas extremas. Por lo mismo, enfatizó que “el desempeño no se juega exclusivamente en el puntaje estandarizado del colegio o la situación socioeconómica de sus alumnos. Ambos importan, por cierto, pero además influyen otros factores como el clima de convivencia escolar, la asistencia, la calidad y motivación de sus profesores, la participación de los apoderados, el involucramiento con la comunidad, entre otros. Y, por eso, muchos de ellos son incorporados por la Agencia de Calidad de la Educación en la clasificación de escuelas”.
 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube