Plantean incorporar la educación ambiental en los niveles parvulario y básico

16 Diciembre 2019

La moción busca que los niños, a través del aprendizaje teórico y práctico, puedan tener una formación que promueva la protección y conservación del medio ambiente.

Con el objetivo de promover la protección y conservación del medio ambiente, cuatro senadores presentaron una moción (boletín 13.039) para incorporar la asignatura de educación ambiental en los establecimientos del país tanto en el nivel parvulario, como en el básico.

La iniciativa fue presentada por los senadores Ximena Órdenes, Yasna Provoste, José García Ruminot y Juan Ignacio Latorre y busca que los niños, a través del aprendizaje teórico y práctico, puedan tener una formación que promueva la protección y conservación del medio ambiente y de este modo se conviertan en personas comprometidas con su entorno y medio ambiente.

Los autores de la moción recuerdan que el artículo 19 N° 8 de la Constitución asegura a todas las personas el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, señalando en su inciso primero que “es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza”.

Asimismo, señalan que existen diversas legislaciones como la ley de bases generales del medio ambiente que hacen alusión a la materia, pero que “más allá de la política sectorial y de la voluntariedad de los distintos actores involucrados, se requiere de su materialización a través de una ley que promueva la educación ambiental desde la primera infancia, logrando cambios significativos a nivel social”.

Los parlamentarios plantearon que dentro de los planteles de educación que lideran en sus proyectos educativos con este enfoque destaca la experiencia del Centro Educacional Valle Hermoso; perteneciente a la Corporación Municipal de la comuna de Peñalolén, que desde el año 2004 ha tenido una especial preocupación por realizar un proyecto educativo con perspectiva ambiental, así como la creación de asignaturas en dichas temáticas y la creación de un taller para la formación de líderes ambientales, lo que los llevó el año 2016 a recibir el ‘Reconocimiento Reduca a las prácticas innovadoras en educación inclusiva’, junto a un sello de Excelencia Medio Ambiental, otorgado por el Ministerio del Medio Ambiente.

Asimismo, recordaron que el año 2017 el Ministerio de Educación presentó al Consejo Nacional de Educación las asignaturas de Cambio Climático y Sustentabilidad, para estudiantes de 3° y 4° Medio de todos los establecimientos del país, el cual sería sometido a revisión por el Consejo Nacional de Educación, para ser implementado desde el año 2019. “No obstante, a la fecha este todavía se encuentra en proceso de revisión, sin que existan mayores novedades”, advirtieron.

Por su parte, la Cámara de Diputados aprobó -el 11 de diciembre- la Resolución 629 que pide al Presidente de la República establecer el deber del Estado de promover e implementar programas de educación ambiental en los niveles preescolar, básica y media, con especial énfasis en la reforestación y la recuperación de los bosques nativos.

Oportunidades para incorporar la educación ambiental en el Plan de Formación Ciudadana

Para el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), la creación de la Ley 20.911 que instaura el Plan de Formación Ciudadana (PFC), ofrece un espacio para incorporar los valores y principios que promueve la educación ambiental al vincular los objetivos que establece la ley con actividades relacionadas con la protección del medio ambiente.

Las potencialidades de los objetivos específicos de la Ley 20.911 para el proceso de enseñanza y aprendizaje de asuntos relativos a la educación ambiental son:

  1. Desarrollar la empatía con todas las formas de vida: anima a los estudiantes a expandir su capacidad de comprensión hacia otras formas de vida.
  2. Adoptar la sostenibilidad como práctica en comunidad: esto implica que la calidad de la red de relaciones en una comunidad, determina su capacidad colectiva para sobrevivir y prosperar. Los organismos no sobreviven en aislamiento.
  3. Hacer visible lo invisible: facilita que los alumnos identifiquen los múltiples efectos del comportamiento humano en otras personas y en el medio ambiente.
  4. Anticipar consecuencias inesperadas: es decir, predecir las posibles implicaciones de nuestro comportamiento y aceptar al mismo tiempo que no podemos prever todas las asociaciones de causas y efectos posibles.
  5. Entender cómo la naturaleza sustenta la vida: es necesario a fin de que los estudiantes creen el prototipo para una sociedad que tiene en cuenta las actuales y futuras generaciones y el resto de formas de vida en la Tierra durante miles de millones de año.

Para el MMA la conexión entre formación ciudadana y educación ambiental es clara. La propuesta que hace la Ley 20.911, es aspirar a formar ciudadanos integrales, responsables, que aprehendan valores democráticos, busquen la justicia social y el progreso, formados en valores y conocimientos para fomentar el desarrollo del país, con una visión del mundo centrada en el ser humano, como parte de un entorno natural y social.

Ambos procesos formativos se unen en la búsqueda de una ciudadanía crítica, responsable, respetuosa, participativa y que se haga parte de la resolución de los problemas socioambientales.

Para acompañar a los establecimientos educacionales en este proceso, el MMA desarrolló el documento “Orientaciones para la Elaboración de un Proyecto Educativo Institucional (PEI) desde la Educación Ambiental”.

A continuación se presentan a modo de ejemplo, algunas acciones que promueven la educación ambiental, que se han enmarcado dentro de los espacios que el MINEDUC ha identificado para implementar el PFC.

  • Actividades extra programáticas: talleres de medio ambiente, clubes de forjadores ambientales, celebraciones de efemérides ambientales, desarrollo de actividades para las familias y de apertura hacia la comunidad vecina (ej. realización de una feria ambiental, construcción de un huerto comunitario, con apoyo de las familias y la comunidad de su entorno; talleres de micro-emprendimiento como tejido de bolsas plásticas, entre otros)
  • Cultura democrática: espacios garantizados de participación (consejo escolar, consejo de profesores, centro de alumnos, centro de padres y consejo de curso): creación de un Comité Ambiental que permita una coordinación multiestamental, en el cual se tomen decisiones democráticas en torno a las actividades ambientales (puede ser la misma instancia del Consejo Escolar); reunión de apoderados como instancia para generar conocimientos y concienciación (ej.: muestra de breve video, charla breve para enseñar a reciclar y promover el uso de puntos verdes en sus comunas); centro de padres que tenga un delegado de medio ambiente, entre otros.
  • Currículum vigente: a través de la implementación de OA, OAT, AE y OFT: espacios que si bien con las nuevas bases curriculares están garantizados, es importante desarrollar un trabajo transversal e interdisciplinario, por ejemplo a través de la metodología de proyectos o la metodología de estudios de casos y resolución de problemas desde el aula u otra forma que permita y promueva la participación y acción por parte de los estudiantes y educadores, contextualizando las problemáticas socio ambientales locales.

 


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

¿Cómo se hacen las Leyes?

Información básica sobre todo el trabajo que hacen los parlamentarios en el Congreso Nacional para elaborar las leyes que rigen en Chile.

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Delibera en youtube