Liceo C-21 Juan Cortés-monroy Cortés -TALTAL - Región de Antofagasta

Título iniciativa: MODIFICACIÓN A LA LEY N° 20.536 SOBRE VIOLENCIA ESCOLAR


Propuesta legislativa:
MODIFICACIÓN A LA LEY Nº 20.536 SOBRE VIOLENCIA ESCOLAR

Como equipo deliberante del Liceo Científico-Humanista Juan Cortés-Monroy Cortés de Taltal. Elegimos la EDUCACIÓN como ámbito de trabajo, seleccionando LA LEY NÚMERO 20.536 SOBRE VIOLENCIA ESCOLAR promulgada el año 2011 por el Ministerio de Educación. Pretendemos cambiar el objetivo de la ley que tiene un sentido punitivo y orientarla hacia la formación valórica, esto lo queremos lograr MODIFICANDO la ley a través de un MENSAJE PRESIDENCIAL que MANDA a todos los establecimientos educacionales de nuestro país a instaurar el trabajo permanente de profesionales idóneos encargados de intervenir los casos de violencia escolar.

I.- PROYECTO DE LEY:

Introduce enmiendas a la ley 20.536, modificando lo relativo a la violencia escolar.-

“Artículo único.- Introdúcense las siguientes modificaciones en el decreto con fuerza de ley Nº 2, del ministerio de Educación, del año 2010, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley 20.370:

1.- Modificase el artículo 16 C del siguiente modo:

a) Agréganse los siguientes incisos a continuación del primero:

Sin perjuicio de las medidas particulares que cada sostenedor establezca en sus unidades educativas y para la correcta promoción de la convivencia escolar, siempre se deberá establecer como necesidad educativa, la indemnidad sicológica de los educandos.

En concordancia con lo anterior, en aquellos casos en que existan actos de violencia dentro de la comunidad educativa, cuyos agentes sean alumnos de un establecimiento de enseñanza básica o media, deberá considerarse como necesidad educativa especial del agresor, el desarrollar medidas y herramientas sicológicas que le permitan integrarse debidamente en la comunidad estudiantil y su correspondiente proyecto educativo.

En los casos de agresión de un estudiante, en contra de otro miembro de la comunidad educativa, deberá activarse de forma inmediata los planes y protocolos de actuación que cada sostenedor elabore en conjunto con la comunidad educativa, los que siempre deberán considerar el tratamiento sicológico del agredido así como también, y en igual medida que el anterior, al agresor.

Para la ayuda y correcta toma de decisiones respecto de cada alumno, las respectivas unidades educativas, deberán contar con un profesional idóneo para desarrollar la tarea descrita en los incisos anteriores y elaborar una ficha clínica, siempre de carácter reservado y actualizable cada seis meses, que describa el desarrollo y la evolución sicológica de sus educandos desde primero básico o su equivalente futuro.

Artículo transitorio:

En el tiempo intermedio en que no se cree una unidad o institución diversa que verifique el cumplimiento y grado de desarrollo de las medidas que por esta ley se instruyen, la Superintendencia de Educación deberá tomar las providencias necesarias para la correcta supervigilancia e implementación de esta ley.

Habiéndose cumplido con lo establecido en el Nº 1º del artículo 93 de la Constitución Política de la República y por cuanto he tenido a bien aprobarlo y sancionarlo; por tanto, promúlguese y llévese a efecto como Ley de la República.

II. MENSAJE A LA COMISIÓN LEGISLADORA

La educación chilena se encuentra en un proceso de cambios y modificaciones que intentan lograr el máximo desarrollo de su población, ya sea a través de una mejora material de cada unidad educativa así como también de una revisión a la organización y forma de impartir la enseñanza en nuestro país. Es en tal contexto, que esta comisión de legisladores ha decido aportar a la mejora de la calidad de la educación, mediante el cambio de paradigma en lo referente a la convivencia escolar.

Así entonces, hemos visualizado como las diferentes leyes que regulan la convivencia escolar, se inclinan más a castigar y sancionar a los alumnos que cometen agresiones, pasando a segundo plano el cumplir con el verdadero rol que el sistema educacional en su conjunto debiese revestir, esto es, la educación integral en todo ámbito.

El hecho de que un menor agreda a otro, implica falta de herramientas sociales por parte de este, las cuales son precisamente desarrolladas en su mayoría y preferentemente en el ámbito escolar, pues es con sus pares que el niño aprende reglas de trato y desarrolla su conducta en consecuencia.

De allí entonces que deba privilegiarse un tratamiento más integral en el manejo de conductas disruptivas de los alumnos, que dedicarse sólo a impartir un castigo que en nada resolverá el problema de base.

Ya que el mandato constitucional, le otorga también al Estado el deber consecuente de apoyar a todo individuo al mejor desarrollo educativo posible, es que hemos generado este proyecto con la intención de responder a tal obligación de forma correcta, fijando siempre el norte en educar a nuestros niños y niñas, y ya no sólo a reprimir conductas a través de una sanción.

La Ley de Violencia Escolar actual dice que los problemas que se presentan en los establecimientos educacionales los deben arreglar el Consejo Escolar o el Comité de Buena Convivencia. Estos organismos al realizan muchas funciones no son eficientes cuando deben promover normas de convivencia.

La última Encuesta del SIMCE concluyó que la violencia escolar es un factor de desigualdad social, ya que ocurre con más frecuencia en establecimientos municipales vulnerables provocando malos resultados en las pruebas SIMCE.

OREALC/UNESCO y UNICEF en las conclusiones de su documento: “Situación educativa de América Latina y el Caribe, hacia una educación de calidad para todos al 2015” plantean que los gobiernos deben desarrollar políticas que promuevan un buen clima escolar para obtener mayores logros de aprendizaje, especialmente dirigidos a los sectores más pobres para mejorar las condiciones de vida.

El objetivo 3 del DAKAR pretende lograr que se puedan atender todas las necesidades de aprendizaje de todas las personas jóvenes y adultas, preparándoles para la vida activa. Este punto tiene como fecha límite el año 2021, por lo que es primordial enfocarnos en mejorar el clima escolar para obtener mejores aprendizajes y llevar a nuestras sociedades al desarrollo pleno.

Para mejorar el sistema debe existir un buen clima, con un buen clima existe la motivación, podemos crear expectativas y soñar con el futuro. Nuestra tarea es desprenderse del egoísmo y ayudar a los que sufren día a día. Necesitamos su apoyo para que podamos ayudar a miles de niñas, niños y jóvenes que quieren dejar de sentir miedo.

“EL MIEDO ES EL ÚNICO LÍMITE QUE IMPIDE LOGRAR NUESTROS SUEÑOS”