Liceo Santa Teresita -TALCA - Región del Maule
Título iniciativa: REFORMA A LA LEY SOBRE EXTRANJEROS EN CHILE, DECRETO 1.094 (1975)


Somos estudiantes secundarias pertenecientes al Liceo Santa Teresita de Talca. Agradeciendo su invitación al Torneo Interescolar de Debate DELIBERA, nos sentimos muy motivadas esperando que nuestra propuesta sea recibida por ustedes con la seriedad que merece, ya que la "cuestión inmigratoria" es hoy uno de los temas más relevantes en nuestra sociedad.

Al respecto, nosotras y todos los estudiantes aquí presentes nacimos cuando Chile ya había recuperado la Democracia y el tema migratorio aún no adquiría la necesidad regulatoria que el asunto tiene hoy.

Señores del Jurado. Organizadores de este torneo. Contraparte. Estudiantes presentes:
Ampliemos el debate. Por una sola vez vamos más allá de la mera defensa de nuestras iniciativas; para comprender adecuadamente el tema les invitamos a deliberar sobre la base de argumentos fundados.

2. DEFINICIÓN Y JUSTIFICACIÓN DE ALTERNATIVA ESTRATÉGICA ELEGIDA:
2.1. Antecedentes técnicos, jurídicos y políticos:
Promulgado el 14 de julio de 1975, el Decreto Ley 1.094 ha sido el marco legal sobre el cual se han establecido las normas referidas a los extranjeros en Chile. Desde entonces, se han sustituido, agregado o modificado algunas de sus acciones , sin embargo el tema es hoy más controversial que nunca antes en la historia de Chile.

El Censo levantado en Chile en 1813, utilizaba los criterios de Origen y Castas para empadronar a los habitantes del territorio. De acuerdo a esa clasificación, establecía las siguientes tipologías según el origen: españoles americanos, españoles europeos, españoles canarios, asiáticos y africanos, y europeos extranjeros. Mientras que las castas comprendían: indios, mestizos, mulatos y negros. A partir del criterio expresado en la elaboración de dicho Censo y del contexto correspondiente, es correcto señalar que esta fuente evidencia la irrefutable diversidad étnica sobre la que se construyó la sociedad chilena desde los albores de su independencia.

A poco más de dos siglos de tal recuento, según lo informa a emol.cl el Jefe de Aeropuerto de la policía civil chilena, subprefecto Bernardino Cárdenas , en nuestro país hoy viven aproximadamente 411 mil extranjeros y se estima que para el 2040 habrá una población inmigrante cercana al 12 por ciento, es decir, similar a la de España, Reino Unido y Francia. A sabiendas de lo que ha ocurrido en varios países de Europa Occidental o Norteamérica, coincidimos con quienes piensan que para alcanzar un desarrollo inclusivo, Chile necesita realizar importantes y urgentes transformaciones estructurales, las que representarán un replanteamiento en lo que se refiere al muy sensible tema de la inmigración.

2.2. Necesidad de la modificación legal:
Tras 42 años de la entrada en vigencia de un marco regulatorio sobre extranjeros en Chile (el Decreto 1.094 de 1975) el cual no contemplaba la explosiva inmigración de nuestro presente, creemos a la luz de los antecedentes técnicos, jurídicos y políticos aquí presentados que hoy es el momento oportuno para comenzar a replantearnos las políticas migratorias de Chile. Pero, ¿en qué condiciones llega nuestro país a dicho cambio?; ¿estamos preparados para tal hito?; ¿cómo país aprovecharemos esta oportunidad o la dejaremos pasar?; en el fondo, ¿cambiar nuestras políticas migratorias en los próximos años será sinónimo de oportunidades o de problemáticas? Podemos colegir entonces que Chile necesita urgentemente realizar importantes transformaciones estructurales en el tema migratorio, evitando más tensiones de las que ya se han presentado en nuestro país o las graves situaciones que desgarran a una parte de Europa o Estados Unidos. Por ello, por nuestro país y su futuro es conveniente analizar y abordar ahora mismo el fenómeno de la migración.

En el contexto de la próxima elección presidencial la cuestión migratoria ha estado en la palestra de las campañas y ya son tema de la opinión pública. Para muchos países de nuestra región, Chile es visto como un atractivo futuro económicamente, dada la estabilidad y crecimiento de los últimos veinte años. A fines de los ´90 vino una avanzada, principalmente compuesta por peruanos (lejos la principal comunidad de personas venidas de afuera en el país) etariamente jóvenes, que después trajeron al resto de su familia porque comprendieron que las oportunidades que hay en nuestro país no siendo las mejores, son mucho más favorables que las existentes en su tierra natal. En el mismo contexto vino después la migración colombiana y en este mismo instante se registra un explosivo aumento de ciudadanos haitianos, estimándose que entre enero y diciembre de 2017 ingresarán al país unos 48 mil.

Sabemos que muchos de ustedes podrán manifestarse a favor de replantear nuestras políticas migratorias, por eso esperamos que a la luz de los argumentos aquí presentados ustedes hayan enriquecido su opinión al respecto.

3. PROPUESTA LEGISLATIVA:
3.1. Finalidad e Impacto/Efecto de Iniciativa:
Las políticas migratorias vigentes en Chile desde 1975 a través del Decreto 1.094 debe ser urgentemente modificadas a la luz de los indicadores antes planteados, pues si no cambiamos este marco regulatorio ahora, aumentará la violencia política, social, civil y cultural en la que vive nuestra sociedad en el presente, frente a los migrantes de origen latino principalmente y que es el origen de todo quiebre democrático en el futuro: sociedades que miran a lo latino como algo peligroso, no así a lo europeo o lo norteamericano.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, un emigrante es aquel que sale de su país para instalarse en otro. Por el contrario, un inmigrante es el que llega a un país para establecerse en él. Además, migrante se acepta también para ambos casos, aunque según el contexto de la información conviene tener en cuenta la necesidad de aclarar si se trata de inmigrante o emigrante.

Desde un punto de vista filosófico, la condición del inmigrante, pese al carácter humanitario del problema, puede ser muy útil para favorecer una nueva consideración del asunto de la diversidad y ser una herramienta para abordar la vinculación entre nacionalidad y ciudadanía. La cuestión de abrir o cerrar violentamente las puertas de un país a los inmigrantes no es un tema humanitario tan sólo, sino sobre todo un problema de derecho. Inspirados en la obra de Hannah Arendt, Los orígenes del totalitarismo, comprendemos que una vez que abandonaron su país los inmigrantes que buscaban mejores condiciones de vida, quedaron sin el abrigo de su Estado de origen y bajo los contextos violentos como suele ser por desgracia el nuestro, una vez que se vieron privados de sus derechos humanos, carecieron también de todo tipo de derechos.

La percepción de los chilenos ante este impactante fenómeno ha motivado múltiples investigaciones frente al tema, destacándose las que ha realizado actualmente el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES), el cual señala que un 17 por ciento de los chilenos(as) que se ha relacionado con peruanos(as) que viven en Chile ha tenido algún tipo de tensión o conflicto durante los últimos 12 meses. Según esta fuente, ello alimenta la experiencia histórica de rechazo a la migración, en la cual la llegada de personas de otros países a un lugar muchas veces es percibida como una amenaza por las poblaciones locales. En esa lógica, el candidato a la presidencia de Chile Sebastián Piñera señaló recientemente que muchas de las bandas de delincuentes en Chile son de extranjeros, mientras que Manuel José Ossandón, el otro presidenciable del mismo conglomerado político, también apoyó la propuesta. Hay que tener una política dura con los delincuentes que están llegando. Hay que expulsarlos. En el lenguaje electoral del presente, deseos y afectos incontrolados producen la falta de mesura que genera opiniones como éstas.

3.2. La Moción Parlamentaria: REFORMA A LA LEY SOBRE EXTRANJEROS EN CHILE, DECRETO 1.094 (1975)
Según nuestras fuentes, los problemas políticos, civiles y sociales generados en torno al sensible tema de la migración en nuestro país se deben en gran medida a los vacíos legales en lo que a ello se refiere. Hay que enfocar la discusión para tomar buenas decisiones. ¿Qué es lo que queremos? ¿Una democracia consolidada e inclusiva, o un sistema migratorio totalitario y restrictivo? Son dos cosas muy distintas. La participación del alumnado en Torneos de Debate tan edificantes como éste es una excelente opción para deliberar sobre tan importante tema.

La Moción Parlamentaria aquí propuesta en el formato de iniciativa juvenil de ley REFORMA A LA LEY SOBRE EXTRANJEROS EN CHILE, DECRETO 1.094 (1975), busca consolidar nuestra democracia inclusiva, regulando y administrando la migración en Chile, a través de los siguientes objetivos:

1°. Estipular claramente cuáles son los derechos y deberes a los que tienen que someterse los inmigrantes en nuestro país, a través de una Cartilla de Inmigración que deben ellos conocer y cumplir mientras residan en Chile.

2°. Aumentar las restricciones a los inmigrantes para conseguir visas temporales o de trabajo, evitándose la inmigración irregular (personas que no cuentan con su permiso de trabajo) que se transforman en competencia desleal para trabajadores chilenos o extranjeros.

3°. Igualar progresivamente los derechos entre la población chilena y quienes han optado por hacer una nueva vida en Chile, siempre y cuando ellos(as) tengan una intachable hoja de vida en lo que dice relación con el respeto y acato a nuestra Constitución y sus normativas vigentes.

4°. Sensibilizar a la población chilena sobre el principio de la no discriminación. Por motivos humanitarios e históricos, entre otros, Chile necesita tolerar la migración que ya tiene.

Talca, 18 de mayo del 2017.