Colegio Hispanochileno El Pilar -CURICO - Región del Maule
Título iniciativa: Modificación de la ley 20.545 respecto al postnatal masculino


Descripción:
Hoy en día hay una clara diferencia entre el postnatal masculino con el femenino,
siendo este último muy superior al masculino, tanto en el parental como en el
ordinario. La ley 20.545 determina que el postnatal masculino corresponde a cinco
días desde el momento del parto, a diferencia del femenino que establece que "las
trabajadoras tendrán derecho a un descanso de maternidad de doce semanas
después del parto" además el artículo 197 bis del código del trabajo señala que
"las trabajadoras tendrán derecho a un permiso postnatal parental de doce
semanas a continuación del periodo postnatal". Considerando que hay estudios
que respaldan que el primer año es muy importante en la crianza del hijo, cinco
días es una cifra muy limitada. Resalta el estudio de Fatherhood Institute. Cuando
un padre pasa semanas o meses en el cuidado de los niños en solitario, su
relación a largo plazo es más cercana.
Nos parece que roles complementarios que dicen que la mujer cuida y el hombre
trabaja, son arcaicos. Para Francisco Aguayo, psicólogo experto en masculinidad,
director de EME, desde su formulación, la ley plantea trabas a la participación de
los padres. El modelo de políticas públicas de familia es con roles
complementarios, donde la mujer cuida y el hombre trabaja, provee. Y eso es lo
arcaico.
Está en juego el derecho de los padres de poder compartir con sus hijos desde el
nacimiento. Esta situación afecta a los padres de todo Chile. En 2016, de un total
de 100.714 licencias otorgadas, sólo 190 hombres hicieron uso del traspaso del
postnatal parental (0,18%), según la Superintendencia de Seguridad Social
(Suseso). Esta estadística se explica con un estudio cualitativo de la organización
mencionada en el párrafo primero, que analizó la realidad en 11 países, indica que
cuando el permiso parental es transferible de la madre (como en Chile) los padres
tienden a no usarlo. No quieren quitar los derechos a la mujer, indica el informe.
Además de que los padres, respecto al postnatal parental, pueden optar a un fuero
laboral de máximo tres meses (según el artículo 201 del código del trabajo) lo que
desanima a los padres a tomarlo. A todo esto se le suma a que el padre, aún con
la aprobación de la madre, es incapaz de obtener el postnatal parental completo,
debido a que, de las 12 semanas totales, un máximo de 6 semanas son
transferibles al padre a partir de la semana séptima.
Es decir, el padre, respecto al postnatal ordinario, cuenta con una cantidad de
días de beneficio insuficiente para que este pueda cumplir su rol dentro de la
paternidad. La única forma actual que existe de que un padre pueda compartir con
su hijo por un periodo más amplio es con la muerte de la madre.
Respecto al postnatal parental, el padre se encuentra en una situación en la que si
la madre le decidiera traspasar este beneficio, sería bajo restricciones, como
puede ser que este traspaso solo pueda ser efectivo desde la semana séptima y
de un máximo de 6 semanas. Tomando en cuenta este tope de máximo, el fuero
laboral no podrá alcanzar más de tres meses. Tanto el traspaso, como las
restricciones podrían ser factores importantes para explicar que la cantidad de
padres que hace uso de este beneficio sea tan diminuta (inferior al 0,2%).
Siguiendo con el tema del postnatal parental, somos conscientes de que el motivo
fundamental de que este beneficio sea transferible al padre desde la semana
séptima, es la lactancia, la cual, trae muchísimos beneficios tanto para el bebé
como para la madre. Sin embargo, esta restricción está hecha en base a la
creencia de que la lactancia únicamente puede ser llevado a cabo con el contacto
directo de la madre y el bebé, pero esto no es así. En la actualidad, la tecnología
nos permite que las madres puedan proporcionarle leche sin necesidad de una
interacción directa, y no, no nos estamos refiriendo a ningún tipo de sustituto, nos
referimos a un extractor de leche materna, conocido coloquialmente como el
sacaleche. Esta herramienta, de un costo muy reducido y de utilización muy
simple, permite que la madre pueda estar trabajando y que sea el padre quien
utilice el postnatal parental, completo gozando tanto el bebé como la madre de los
beneficios de la lactancia. Recordemos que no se le obligará a ninguna madre a
no amamantar a su bebé, queremos darle más opciones a las madres de todo
Chile. Es decir, estos cambios traerán aspectos positivos tanto para padres como
para madres.
Nuestras propuestas nacen de la premisa de que la legislación actual no le da la
importancia suficiente al padre dentro de la crianza, por el contrario, le da un papel
de proveedor sistemáticamente, justificándose principalmente en roles arcaicos y
en la lactancia, que técnicamente, no requiere a una madre presente.


Tenemos en cuenta el gran cambio social que conlleva el aprobar por lo menos
un artículo de nuestras propuestas, sin embargo, es necesario modificar leyes
como 20.545 para alcanzar, de a poco, equidad tanto para hombres como
mujeres, en este caso para el padre y la madre. Las siguientes son propuestas
que hemos estudiado con el fin de darle al padre un rol más protagónico en
comparación con la legislación actual, en este proceso tan importante para la
conformación de una familia.
Propuestas:
● Extender el postnatal ordinario de 5 a 10 días con el fin de promover
participación del padre en la crianza del hijo, como ya nombramos con
anterioridad, la participación de las figuras tanto paterna como materna son
esenciales para la crianza. Esto modificaría el artículo 1° de la ley 20.545.
● La madre tendrá la capacidad de transferir el postnatal parental en su
totalidad desde el momento en que finalice el postnatal ordinario, según
estime conveniente. Esto implicaría que el fuero máximo alcanzable por el
padre, aumentaría proporcionalmente siendo idéntico al caso en que la
madre utilizara el postnatal parental. El fuero laboral del padre no podrá ser
más extenso que el máximo alcanzable por la madre.
● El empleador tendrá la obligación de mantener informados a sus empleados
respecto al postnatal parental y sus beneficios con el fin de promover que
los padres utilicen el postnatal parental para así poder elevar el diminuto
porcentaje de padres que lo utilizan.
● El estado debe darles a las familias de bajo poder adquisitivo un extractor
de leche materna. Esto beneficia al padre, a la madre y al bebé. Sería
prudente incluir el extractor de leche dentro de los beneficios del postnatal
parental. El subsidio de esta herramienta pasaría a ser un símbolo de que
Chile es un país que promueve la lactancia en beneficio de toda la familia.
Propuesta legislativa:
1) Derogar ley 20.047, que choca directamente con las modificaciones que
planeamos implementar al postnatal masculino ordinario.
2) Modifíquese en la ley 20.545, en su artículo primero, inciso 1:
a) Reemplazar (...) el padre tendrá derecho a un permiso pagado de cinco días
por el padre tendrá derecho a un permiso pagado de diez días (...).
3) Modifíquese la ley 20.545, en su artículo primero, inciso 3:
a) Añadir que (...) Las trabajadoras tienen derecho a reclamar un extractor de
leche materna de forma gratuita como beneficio adicional del postnatal parental..
b) Reemplazar (...) a partir de la séptima semana del mismo (...) por (...) desde
que finalice el permiso postnatal ordinario (...).
c) Eliminar (...) deberán ubicarse en el periodo final del permiso y (...).
d) Añadir que El empleador debe mantener informados tanto a sus trabajadores
como a sus trabajadoras respecto al postnatal parental..
4) Modifíquese en la ley 20.545, en su artículo primero, inciso 6:
a) Reemplazar Con todo, este fuero del padre no podrá exceder tres meses por
Con todo, este fuero del padre no podrá exceder al fuero máximo de la madre. El
fuero laboral del postnatal parental debe ser equivalente tanto si lo usa el padre
como la madre. Es esta última quién tiene la facultad de decidir quién hará uso del
fuero laboral..