Liceo De Musica -COPIAPO - Región de Atacama
Título iniciativa: El déficit de especialistas en Chile


El proyecto de ley del equipo Liceo de Música desea solucionar urgentemente la falta de especialistas médicos en las comunas de la región de Atacama. Lo anterior trae aparejado consecuencias deplorables en las condiciones de salud de parte importante de la población atacameña, pues el número de especialistas que trabajan en la salud pública es deficiente con respecto a la necesidad que existe en la región. Además, no debemos olvidar que la región atacameña está padeciendo los mismos síntomas del resto del país, en cuanto al progresivo envejecimiento poblacional y una alta prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles producto de estilos de vida no saludables, además de esto, los traslados de alto costo de pacientes con enfermedades catastróficas hacen prácticamente inviable su oportuna intervención y rehabilitación. Esto implica mayores necesidades de médicos y equipos de salud especializados en Chile.

Hoy existen 36 mil médicos a nivel nacional, lo que significa que en algunas localidades haya un médico por cada 500 habitantes. En los extremos del país, esta cifra es de un médico por 850 habitantes. Respecto al tema AUGE es importante señalar que en Mayo del 2017 había 1.939.887 personas esperando una atención de salud que no está incluida en el plan AUGE. Este total se desglosa en 1.661.826 que requieren una consulta con un médico especialista y 278.061 que esperan una intervención quirúrgica. Además existe un alto número de personas que mueren esperando una hora para ser atendidos.

Según el artículo 19 numeral 9 inciso final de la Constitución política indica que "Cada persona tendrá derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse, sea éste estatal o privado." Ya que existe un alto déficit de especialistas médicos en el sistema estatal, las personas que no tienen el dinero para hacer uso del sistema privado y necesitan de ellos, se ven obligados a elegir entre no atenderse y reunir el dinero necesario para pagar una atención privada.

Como solución a este problema queremos proponer una modificación del artículo 12 de la ley 19.664. La cual regula el Periodo Asistencial Obligatorio (PAO) de los especialistas médicos que estudiaron con becas del Estado, y establece algunas sanciones a los que no cumplen el total del PAO.

"Artículo 12.- Los profesionales funcionarios que accedan a programas de especialización financiados por las entidades empleadoras o por el Ministerio de Salud tendrán la obligación de desempeñarse en los organismos a que pertenecen, a lo menos, por un tiempo similar al de duración de los programas.

El profesional que no cumpla con esta obligación deberá reembolsar los gastos originados con motivo de la ejecución de los programas y aquellos derivados del incumplimiento, para lo cual constituirá una garantía equivalente a estos gastos incrementados en el 50%, cuando corresponda. El profesional que no cumpla su obligación deberá, además, indemnizar los perjuicios causados por su incumplimiento. Además, quedará impedido de reingresar a la Administración del Estado hasta por un lapso de seis años."

Aun con estas sanciones 1 de cada 8 facultativos no cumple con el compromiso de volver a trabajar en los hospitales.

Debido a que también se ha manifestado una notable falta de especialistas en regiones, nosotros proponemos la siguiente modificación:

Los egresados deberán devolver el mismo número de años estudiados trabajando en el sistema público de regiones que sufren de un déficit de especialistas. Como apoyo a su instalación, el servicio de salud de la región financiará su sustento durante el primer semestre de trabajo.

Quien no cumpla su Periodo Asistencial Obligatorio será sancionado con una restricción de trabajo en el sistema privado por la cantidad de años que haya durado su beca, y deberá también reembolsar los gastos efectuados durante el programa.

El efecto de esta propuesta sería un aumento de especialistas en las regiones, por consiguiente se generaría una disminución de la cantidad de personas en lista de espera que requieren la atención de un especialista.