Liceo Bicentenario Araucanía -VILLARRICA - Región de la Araucanía
Título iniciativa: Expansión del uso de desfibriladores externos automaticos en chile


DEA: dispositivo, electrónico portátil, dotado de electrodos destinados a generar y aplicar pulsos intensivos que puede generar una corriente al corazón a través del torax. Para que detenga la fibrilación ventricular y permita que el corazón vuelva a su pulso normal. En Chile una de las principales causas de muerte es las asociadas a enfermedades cardiovasculares con un 28,2% según Minsal. Los DEA tendrían que estar al alcance de lugares públicos y su rápido alcance es necesario ya que se tiene que aplicar en los primero 5 mins de paro cardiaco , por cada minuto que pase , se disminuye en un 10% las posibilades de sobrevivir. La ley N°1831 de la República de colombia regula el uso del DEA en lugares de alta afluencia de público, establecimientos escolares, entre otras. Esta máquina sería utilizada por personal autorizado, capacitados y certificados.

Proyecto de ley para la implementación y globalización del uso del desfibrilador externo automático (DEA) en Chile.

Chile tiene en promedio un 28,2% de muertes por accidentes cardiovasculares, dentro de estas, encontramos el infarto al miocardio, esto ligado a los graves problemas de obesidad en niños(as), la mala alimentación de adolescentes y jóvenes provocará que en unos años más tengamos en Chile altos niveles de problemas cardiacos que podrían devenir en altos índices de mortalidad, todo esto podría disminuir considerablemente si implementamos al DEA cómo obligación en lugares con harta concurrencia pública, ya que por cada minuto que pasa, las posibilidades de vida bajan en un 10%, ésta por obligación tendría que ser aplicada los primeros diez minutos de paro cardiaco.

Cómo ejemplo de países que ya tienen implementada esta ley tenemos a Colombia, Estados Unidos y España, estos tres países han tenido una notable baja de muertes por infartos al miocardio gracias a la rapidez y eficacia que tiene el DEA.

La utilización del DEA tiene que ser por personal autorizado, por esto proponemos que guardias de seguridad, personal de cine, recintos escolares, estadios, etc. Sean preparados por un curso de primeros auxilios que incluya el manejo del DEA.

Articulo 1.- Objeto de la Ley. Actualmente en Chile, el DEA es utilizado solo por aeropuertos y el cuerpo de bomberos, a los cuales, el estado no ha brindado apoyo económico para conseguir tal equipo. Nuestra propuesta es masificar su uso en lugares donde este concentrada la gente y que estos DEA le sean brindados a personal acreditado para manejarlo. Si las empresas privadas cuentan con este requisito, contarán con los beneficios tributarios que le permitan solventar los gastos operacionales de esta instancia, en el caso de instituciones públicas, será deber del Estado mantener el dispositivo en óptimas condiciones de uso y perfeccionamiento del personal de las instituciones, será deber qué, anualmente el MINISTERIO DE SALUD, revise las condiciones del dispositivo y proveer de los insumos y mantenimiento del mismo, bajo el concepto de la ley de salud pública. En el caso de instituciones de orden y seguridad pública y bomberos, será el Estado quien provea el dispositivo y sus respectivos insumos y mantenimientos.

Artículo 2.- Fines del DEA. En casos de un ritmo cardiaco no adecuado, provocados por una fibrilación (en el que el corazón tiene carga eléctrica, pero no fuerza mecánica) o una taquicardia ventricular sin pulso (en el que hay fuerza, pero no es eficaz a la hora de movilizar la sangre), el DEA emitiría un impulso de corriente continua al corazón, despolarizando simultáneamente todas las células miocárdicas, en otras palabras, devolviendo su ritmo normal al corazón, o uno más eficaz; evitando así una de las mayores causas de muerte súbita a nivel mundial.

Artículo 3.- Método de globalización. Nuestro principal objetivo es expandir su uso colocando aparatos en lugares concurridos para evitar episodios de muerte súbita, dado que la pronta atención, en este tipo de casos, aumenta en un 10% la probabilidad de supervivencia por minuto. Dado que se requiere el pronto accionar, el DEA está pensado para ser utilizado por personal no sanitario que se encuentre en el sitio; personas certificadas, que pueden ser desde un profesor, hasta un entrenador, dependiendo del lugar de la emergencia.