Colegio Juan Pablo II -ARICA - Región de Arica y Parinacota
Título iniciativa: Código del trabajo: Reducción de las horas laborales en beneficio de la vida familiar


Colegio Juan Pablo II -ARICA - Región de Arica y Parinacota

La jornada de trabajo es una de las demandas históricas de los trabajadores. En Gran Bretaña, a mediados del siglo XVIII, surgió el movimiento por la jornada reducida reivindicando la lucha por las penosas condiciones de trabajo de la revolución industrial. Una de las principales demandas fue la jornada laboral de 48 horas semanales, antes que fuera establecida por la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Con la implementación de las 48 horas se comenzó a reconocer la necesidad de asegurar la salud y bienestar de los trabajadores, mostrándose que largas horas de trabajo afectan la eficiencia económica, tiene implicancias en el bienestar de los trabajadores y es incompatible con los estándares democráticos actuales. En América Latina esta demanda fue apoyada por muchas organizaciones de trabajadores hasta principios del siglo XX, cuando se comenzaron a aprobar las leyes laborales sobre reducción de la jornada laboral. En Chile se instaló en 1924 la jornada de 48 horas, manteniéndose vigente hasta 2005, cuando hubo un cambio a las actuales 45 horas, con el objetivo de crear plazas de empleos.

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), Chile es uno de los países que presenta jornadas laborales más extensas, con un promedio de 1.987 horas trabajadas al año, en comparación con el promedio de la OCDE de 1.766 horas. Asimismo, no nos encontramos ni cerca de estar entre los países más productivos. Nuestro país presenta el triste registro de ser el segundo país menos productivo según los datos de la OCDE (con menos de los US$30 de PIB (producto interno bruto) por hora trabajada.
Si bien la reducción de la jornada laboral en una primera instancia estuvo confederada principalmente a demandas sociales, las consecuencias de las largas jornadas de trabajo en la salud del trabajador, han sido materia de estudio para la justificación de la reducción de la jornada laboral en muchos países, ya que los tiempos han cambiado siendo necesario un mejoramiento en la vida de las personas en donde quede tiempo libre para poder compartir en familia sin que todo el día los padres estén laborando.
Esta situación conlleva no solo a grandes beneficios, sino que también posee un impacto significativo en la vida de cada persona, ya que estudios internacionales ( UNICEF) han demostrado que los niños al ver a sus padres diariamente pueden compartir en familia planteándoles sus vivencias del día a día, lo cual fortalece su autoestima y por otro lado los padres pueden estar más al pendiente de lo que sucede con sus hijos.
La reducción de horas laborales permitiría un mejoramiento no solo en la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, sino que además en las mismas empresas, ya que diversas investigaciones apuntan a que uno de los factores principales para que un trabajador produzca más, es descansar y compartir más con su familia, lo cual le permite bajar sus niveles de estrés y concentrarse más en su lugar de trabajo haciendo que las horas trabajadas sean efectivas.
Esto se reafirma en la encuesta de Empleo, Trabajo, Salud y Calidad de vida, ENETS (encesta nacional de condiciones empleo) un 20% de los trabajadores piensan en tareas domésticas o familiares cuando están en el trabajo y hay un 25% que casi nunca puede tomar vacaciones sin problemas. Todo esto termina causando un gran estrés en las personas que se ven muy sobrepasadas por el trabajo, sin tener tiempo para nada más y no pudiendo cumplir con sus responsabilidades domésticas ni sus vidas familiares. Según datos de la ENETS, un 35% de los trabajadores casi nunca pueden tomarse un día libre por motivos familiares sin problemas, un 20% tiene problemas para disfrutar su tiempo libre por problemas del trabajo, y un 14% está obligado casi siempre a trabajar más horas de las correspondientes. Además destaca la alarmante cifra de un 41% que dice terminar el trabajo tan cansado que solo quiere descansar, abandonando la vida familiar.
Por un lado, los costos médicos directos son un tercio del total, mientras más de la mitad de los costos totales se relacionan con beneficios en bienestar, pérdida de empleos y disminuciones en productividad. Por otro lado, se genera un importante costo para el Estado, debido al gasto fiscal destinado a las consecuencias de esta situación. (Salud mental)
Además, la reducción de horas laborales apuntaría a una mayor equidad de género. Actualmente, las mujeres son las que en mayor medida se hacen cargo del trabajo doméstico, siendo afectadas en mayor medida por jornadas agobiantes, llegando incluso a decidir no participar del mercado de trabajo. Reducir la jornada puede ser parte de una agenda de género que, por un lado, reduce el agobio y exigencias sobre las mujeres y, por otro, apunta a que el trabajo remunerado se reparta equitativamente entre hombres y mujeres.

Propuesta legislativa:
LIBRO I DEL CONTRATO INDIVIDUAL DE TRABAJO Y DE LA CAPACITACIÓN LABORAL
Título I DEL CONTRATO INDIVIDUAL DE TRABAJO
Capítulo IV DE LA JORNADA DE TRABAJO Párrafo 1º Jornada ordinaria de trabajo

- Art 22 La duración de la jornada ordinaria de trabajo no excederá de cuarenta y cinco horas semanales.
Modificación al artículo n°22 reducción de la jornada laboral de cuarenta y cinco a cuarenta horas semanales, dando paso a laborar 6 horas diarias. Sin perjuicio de la disminución de los ingresos de los trabajadores.
Esta modificación se sustenta en el art 10 de la constitución de Chile, siendo una moción parlamentaria, la cual plantea que los padres tienen el derecho preferente y el deber de educar a sus hijos. Corresponderá al Estado otorgar especial protección al ejercicio de este derecho. Por lo que reducir la jornada laboral va en pleno beneficio al apoyar este derecho constitucional.
Quedarán excluidos de la limitación de jornada de trabajo los trabajadores que presten servicios a distintos empleadores; los gerentes, administradores, apoderados con facultades de administración y todos aquellos que trabajen sin fiscalización superior inmediata; los contratados de acuerdo con este Código para prestar servicios en su propio hogar o en un lugar libremente elegido por ellos; los agentes comisionistas y de seguros, vendedores viajantes, cobradores y demás similares que no ejerzan sus funciones en el local del establecimiento. 156 157 158 También quedarán excluidos de la limitación de jornada de trabajo los trabajadores que se desempeñen a bordo de naves pesqueras. 159 Asimismo, quedan excluidos de la limitación de jornada, los trabajadores contratados para que presten sus servicios preferentemente fuera del lugar o sitio de funcionamiento de la empresa, mediante la utilización de medios informáticos o de telecomunicaciones. La jornada de trabajo de los deportistas profesionales y de los trabajadores que desempeñan actividades conexas se organizará por el cuerpo técnico y la entidad deportiva profesional correspondiente, de acuerdo a la naturaleza de la actividad deportiva y a límites compatibles con la salud de los deportistas, y no les será aplicable lo establecido en el inciso primero de este artículo.
- Crease Art. De implementación de la jornada laboral.
La implementación de la reducción laboral en las empresas será de forma gradual y se incentivará a las empresas a incorporarse a esta medida con un aporte monetario.

- Del presupuesto para la implementación.
El presupuesto para la implementación de esta ley deberá ser incorporado dentro de los recursos anuales del ministerio del trabajo. Además, a través de una glosa especial de su presupuesto anual.