Colegio San Francisco Javier -PUERTO MONTT - Región de Los Lagos
Título iniciativa: Eliminar el IVA de los libros


Chile, país donde leer es privilegio de adinerados

Colegio San Francisco Javier –Puerto Montt- Región de los Lagos

Definición alternativa:
1. Chile estaba exento de impuesto hasta 1976 y fue la dictadura la que no solo cerró editoriales y quemó libros, sino también gravó con IVA los libros.
2. Chile es el segundo país con el IVA (sigla de impuesto sobre el valor agregado) más alto sobre la comercialización del libro en el mundo, solo superado por Dinamarca, que posee un 25% mientras que Chile un 19%. Países vecinos como Argentina, Brasil, Perú, Uruguay, Venezuela, Ecuador poseen un 0%. El país vecino más cercano a nosotros es Guatemala con un 12%. Estas cifras son entregadas el 14 de abril del año 2013 por la Comisión de Cultura de la cámara de diputados.
(https://www.camara.cl/prensa/noticias_detalle.aspx?prmid=96185)
3. Un estudio organizado en el 2010 por la fundación la Fuente/Adimark GFK,
(www.americaeconomia.com/politica-sociedad/cultura-y-espectaculos/chilenos-muestran-magros-indices-de-lectura-457-reconoce-qu) entre aquellos que se declaraban no lectores (45,7% de la muestra) el precio de los libros era la cuarta razón para no leer (13,2%), siendo la razón más importante la falta de tiempo (37,3%) seguido por la falta de gusto por la lectura (16,7%) y con un 13,3% falta de interés/motivación.
4. En este mismo estudio, al preguntarle a las personas si comprarían más libros si estos no tuviesen IVA, el 53,7% respondió que sí.
5. Según los datos de la fundación la Fuente (http://diario.latercera.com/mobile/contenido/2012/04/03/01/contenido/tendencias/16-105398-9-unesco-chile-es-el-pais-de-la-region-donde-menos-se-lee-voluntariamente.shtml) (2010) Chile es el país más lector de América Latina. Sin embargo, la mayor parte de estos lectores, según los estudios del centro de Microdatos de la Universidad de Chile, lee por obligación (académica o laboral), es decir, sin hábito lector.
6. Lo que más necesitan los chilenos es dejar de ver el libros como un objeto de lujo al que pueden acceder sólo las personas que tienen dinero. Además, una acción como esa revelaría que existe un verdadero interés de parte de las autoridades por la educación accesible dijo Galo Ghigliotto, escritor y organizador de la Furia del libro.
7. Según la OCDE (organización para la cooperación y el desarrollo económico) un 5% de los profesionales en Chile presentan un alto nivel en comprensión lectora, mientras que el promedio de los países más desarrollados arroja un 21%. Mientras que el 53% de los adultos en Chile no entiende instrucciones escritas simples.
8. Sin duda esto es un problema de calidad de la educación, porque la comprensión lectora debería desarrollarse en la educación básica y media, pero incluso en la educación superior no se alcanza dicha habilidad. Se puede afirmar que las instituciones de educación superior que recibieron a estas personas no cumplieron con el cometido de desarrollar esta habilidad básica. Afirma Ernesto Treviño, director del centro para la transformación educativa de la U. Católica Centre (https://www.ciudadliberal.cl/?p=3813).
9. La ministra de Educación, Marcela Cubillos, plantea que la lectura es central en la mejora de la calidad. Estamos diseñando un programa que tiene como objetivo promover la lectura desde la primera infancia. Y lo estamos abordando desde diferentes ángulos, que pasan por un trabajo con los directivos, docentes y familias, además de la mejora del equipamiento en los establecimientos.( https://www.ciudadliberal.cl/?p=3813).
10. El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, anunció que creará una librería popular en la comuna con el fin de poner en el debate público los altos costos de los libros en nuestro país. Según el estudio de Circulación y Difusión del libro de Chile, en Santiago se encuentras más de la mitad de las librerías y que el precio promedio de los libros es de $11.139 y $16.603.
11. Hay una serie de productos que están exentos de pagar el IVA, como por ejemplo, la importación de pertrechos militares, pasajes de avión, autos usados, etc.; en cambio, otros pagan un IVA diferenciado como la construcción.


Propuesta Legislativa
Moción Parlamentaria.
Delibera 2019.
Colegio San Francisco Javier. Puerto Montt

Contenido:
Nuestra propuesta busca proponer una salida a un problema en torno a la educación, a la cultura, al desarrollo intelectual individual y la alfabetización en nuestro país. Este proyecto de ley intenta modificar una norma instalada, en donde se fija como impuesto al libro (IVA) 19% sobre el valor neto.
El IVA al libro ha traído diversas consecuencias a nuestra sociedad. La diferencia que existe en el acceso a la cultura y la educación puede estar relacionado con lo difícil que se hace adquirir un libro. Según el Sistema de Medición de Calidad de la Enseñanza en Chile, tres de cada cinco estudiantes obtienen malos resultados en las pruebas de lectura y cuatro de cada cinco chilenos considera que el precio de los libros es caro y por eso compran pocos.
Durante los años han surgido diversas iniciativas ciudadanas, el año 2012, el gremio de los libreros, ilustradores, escritores y periodistas inició la campaña "Libros sin IVA", que ya ha reunido 40.000 firmas, pero hasta el momento no han visto cambios. Actualmente, llevan 90.000 firmas y; sin embargo, no ha representado una prioridad legislativa y no se han realizados cambios que favorezcan la lectura de la mayoría de personas en Chile.
Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Vicente Huidobro, Pablo de Rokha, Nicanor Parra, Enrique Lihn, Roberto Bolaños y una gran lista de famosos escritores, dan muestra de que el talento por las letras en Chile, siempre ha estado presente. El problema es que dentro de nuestro país son pocos quienes los leen. La razón, pareciera ser que el valor económico de los libros, resulta muchas veces inalcanzable para los ciudadanos. El precio de un libro cualquiera en las liberarías de Chile bordea entre los 5 y los 20 mil pesos.
En Latinoamérica la mayoría de sus países no tiene impuesto al libro salvo Guatemala (12%) y Chile (19%). Este impuesto tiene como objetivo el gravar el valor que va añadiendo al precio de venta de un determinado bien o servicio cada uno de los agentes económicos que participa en el proceso de producción, distribución y comercialización de un bien. Se calcula que de los libros que leen los chilenos solo el 35 % son comprados, mientras que en Brasil compran el 48 %, en Argentina el 56 % y en México el 59 %.
Por lo dicho anteriormente, proponemos el siguiente proyecto:

Proyecto de ley:
Incluir dentro del párrafo 4º, artículo 12º de la Ley 825, sobre las ventas y servicios exentos del impuesto, una modificación en donde se incorpore al igual que la excepción de impuesto para la compra de Automóviles usados, la excepción de impuestos para todo libro o material de creación literaria tanto chilena como extranjera, en donde se incluyan también materiales educativos, como de entretención, religiosos, culturales, etc.
Esto porque consideramos que es necesario implementar la medida de excepción del impuesto específico al libro, vigente en la actualidad. Al aplicar esta ley se fomentará la lectura en todos los estratos sociales, generando más acceso a la cultura y educación.
Esperamos que esta excepción a la norma establecida sea apoyada ya que nuestra constitución establece en su capítulo III, articulo 19 numero 10 inciso 5, Corresponderá al estado, asimismo, fomentar el desarrollo de la educación en todos sus niveles….