Colegio Maria Auxiliadora -VALDIVIA - Región de Los Ríos
Título iniciativa: MENSAJE PRESIDENCIAL: PROYECTO DE REFORMA LEY GENERAL DE PESCA Y ACUICULTURA


Uno de los pocos puntos de encuentro que tienen Chile y Noruega en materia acuícola es que son los mayores productores de salmón del mundo. Sin embargo, la actividad en ambos países es completamente distinta, sobre todo en términos de costos, de producción, regulación y escenario sanitario. Las salmoneras se instalaron en Chile en 1976, y desde entonces se ha explotado la producción de salmón envenenando el mar austral. Varias opiniones de la industria salmonera internacional han catalogado a Chile como el mejor país del mundo para producir salmón, gracias a las condiciones oceanográficas que tienen sus costas específicamente al sur del país.
Gracias a esto, hubo tiempos de abundancia, la acuicultura se estableció como una industria generadora de trabajo en el sur de Chile con exportaciones que alcanzaron los 3.526 millones de dólares en el 2015, teniendo como principales destinos EEUU y Japón. Pero en los últimos años han surgido una serie de factores que juegan en contra de las empresas que cultivan estos peces en Chile. Uno de los motivos es la aparición del ISA en 2007, que llevó a la contaminación de las aguas al sur de Chile y el rechazo de países importadores al constatar la gran cantidad de antibióticos que presentaban los salmones chilenos. Como consecuencia, hubo una pérdida de 26 mil puestos de trabajo en la región de Los Lagos. Cabe destacar que la inestabilidad de la salmonicultura genera problemas para los agentes que participan en ésta. Los empleos de la X y XI región de Chile dependen fuertemente de los ciclos del salmón. Por lo cual, la existencia de problemas ambientales y sanitarios, afectan directamente a la producción, lo que termina por generar desempleo. Cerca de un 75% de la producción exportada de salmón se concentra en la región sur y austral de Chile. Siendo además una de las principales fuentes de ocupación, donde en el año 2012 generaba más de 60 mil puestos de trabajo, tanto directa como indirectamente (SalmonChile, 2013).
Por el lado de la rentabilidad del sector, los problemas ambientales y sanitarios generan enormes pérdidas y altos costos. Los cuales son pagados tanto por los empresarios, como por los trabajadores. De igual modo, estas pérdidas llevan a problemas de insolvencia en las salmoneras y en un gran número de ocasiones, al no poder acceder a financiamiento, se dejan zonas de cultivo inactivas. Llevando en última instancia, principalmente a las más pequeñas, a la quiebra.
El no hacer frente a estos problemas es un problema de todos, un fallo institucional, donde no se han logrado alinear los objetivos de todos los actores en torno a un mismo propósito: lograr la sostenibilidad de la industria salmonera en el largo plazo.
En la actualidad, la industria se enfrenta a una nueva crisis ambiental, esta vez por la Floración de Algas Nocivas (FAN) que son fenómenos naturales causados por organismos fitoplanctónicos microscópicos, que en condiciones ambientales favorables para su desarrollo, se multiplican explosivamente y se concentran en determinadas localidades, donde pueden producir alteraciones a la salud humana, la vida marina o la economía del área afectada. Esto generalmente provoca cambios en la coloración del mar, razón por la cual han sido llamadas "Mareas Rojas".
A su vez, la industria se ha visto cuestionada ante la opinión pública por factores como la importación de ovas desde países nórdicos (que en los últimos 20 años ha ocasionado la incorporación de una gran cantidad de enfermedades bacterianas, virales y parasitarias que no existían en el sur de Chile), la existencia de un sistema de conteo de naves desactualizado que afecta principalmente a los pescadores artesanales (puesto que la modificación de los registros para el ingreso de nuevos pescadores depende únicamente del subsecretario de pesca), fuertes demandas por la entrega de concesiones sin uso efectivo y la exigencia de entidades medioambientales para la relocalización de concesiones fuera de Parques y Reservas Marinas.


MENSAJE PRESIDENCIAL:
PROYECTO DE REFORMA LEY GENERAL DE PESCA Y ACUICULTURA
________________________________________________________________________

Artículo Único - Introdúcense las siguientes modificaciones a la Ley General de Pesca y Acuicultura

1) Agréguese un nuevo artículo que expresará lo siguiente:
Encárguese las entidades de SERNAPESCA y SUBPESCA de la fiscalización y regulación efectiva de la industria salmonera en territorio nacional, respectivamente.

2) Incorpórese las siguientes disposiciones transitorias:

Artículo 1° Con el fin de regularizar la producción y pesca de las empresas salmoneras, se establecerá:

A) La entrega de concesiones a industrias y pescadores artesanales se efectuará única y exclusivamente con el compromiso de una entrega de informes que evidencien el uso efectivo de la zona entregada.
B) Las concesiones se otorgarán a los beneficiados por un plazo de cinco años o planes quinquenales, existiendo la posibilidad de caducidad de contrato en caso de incumplimiento de las normativas establecidas o extendiéndose el mismo por otros cinco años, según criterio de la entidad fiscalizadora.
C) Tras el incumplimiento de las normativas, y evidenciándose el uso inadecuado de la concesión, se sancionará mediante multas proporcionales a la producción de la empresa (cobradas en UTM) y la imposibilidad de postular a nuevas licitaciones en un plazo de 5 años.
D) Establézcase una proporción de producción máxima de 700 toneladas de salmón para cada industria.
E) Disminuyase en el sector salmonicultor el índice promedio de consumo de antimicrobianos en un 50%, dándose un plazo de 5 años máximo para la incorporación de la reforma

Artículo 2° Para el desarrollo eficaz de la fiscalización general de las empresas de pesca y acuicultura, se efectuará:
A) La actualización del conteo de embarcaciones dedicadas a la pesca industrial y artesanal según planes quinquenales en el sistema.