Colegio Trewhela??s English School -PROVIDENCIA - Región Metropolitana
Título iniciativa: Modificación a la ley 21.100 de bolsas plásticas


Las bolsas plásticas han sido un tema para la sociedad durante un largo período de tiempo, ya que éstas contaminan nuestro ecosistema. Según cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el plástico mata alrededor de un millón de aves marinas y 100.000 mamíferos marinos. Se estima que en 2050 el 90% de las aves marinas habrá ingerido plástico. Es por eso que, en Chile, desde el 3 de agosto de 2018 comenzó a regir la ley 21.100, que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio.
Según el Ministerio de Medio Ambiente, en Chile se utilizan más de 3,4 millones de bolsas de plástico al año, y se estima que su vida útil es de unos quince minutos, demorándose unos 400 años en degradarse.
Estos desechos, luego, van a parar a los basureros municipales y al océano, que más tarde son consumidos por peces, mariscos y después por los seres humanos que consumen estos alimentos de mar.
Es por eso que esta ley intenta proteger las costas chilenas de este dañino elemento, siendo el primer país de Latinoamérica en hacer una ley de este tipo. ¿Pero acaso esto beneficia de alguna forma al medioambiente o es sólo para el comercio?
Nuestra respuesta es no. ¿Por qué? Pues, aparte de que las bolsas plásticas siguen rondando en pequeños comercios, como ferias, mercados y locales independientes, ya que para ellos la ley comenzará a regir dos años desde la norma, los grandes comercios han hecho de la prohibición de bolsas plásticas una mercantilización de otro tipo de bolsas, como lo son las bolsas biodegradables o reutilizables.
Durante estos últimos meses, las personas, al no ser dotadas de bolsas plásticas por los grandes comercios debido a la nueva ley, han recurrido a lo que se le denomina bolsas biodegradables. ¿Qué es? Bueno, éstas, como lo dice su nombre, son bolsas que pueden descomponerse en elementos químicos naturales por la acción de agentes biológicos, como el sol, el agua, las bacterias, las plantas o los animales, aunque la mayoría, las que son vendidas en Chile, no lo son en su totalidad. Según Felipe Gracia, gerente comercial de Inapol, uno de los principales productores de bolsas plásticas del país, las grandes empresas, tales como Cencosud (Jumbo, Easy), Walmart, Líder, Unimarc, entre otros, compran bolsas con material reciclado, como es el polietileno, oxodegradables, que está hecho del material recientemente nombrado con un aditivo que hace desaparecer a los 6 meses a simple vista la bolsa, pero, ahora, está comprobado que el Oxodegradable causa daño al medio ambiente, y también compran bolsas de mezclas de diversos componentes, que a simple vista y tacto parecen biodegradables, pero en realidad no lo son. Y aquí es el punto al que vamos. ¿Por qué lo hacen cuando sí existen empresas que fabrican bolsas 100% biodegradables? La respuesta es simple: el precio. Las bolsas biodegradables son, generalmente, más caras que las bolsas de otros materiales, por lo que grandes empresas optan más por una segunda opción, cosa que está ligada con lo recientemente propuesto. Es en estas pequeñas acciones las que nos hacen ver que, en realidad, a las empresas no les interesa mucho el medioambiente.
Además, la entrega de una bolsa biodegradable no es totalmente gratuita, ya que hay que pagar por ellas, por lo que las personas que no poseen una se ven en la obligación de tener que agregar un costo extra para así poder llevar sus compras, si es que son muchas, de forma efectiva a sus hogares. Tal vez en un principio éstas no tenían costo alguno, pero luego de que comenzara a regir la ley fueron utilizadas como forma de comercialización.
También, a parte de las bolsas entregadas por los comercios, existen bolsas que constituyen el envase primario de alimentos, según lo indica el artículo 3 de la ley, que son necesarios por razones higiénicas o porque su uso ayuda a prevenir el desperdicio de alimentos. ¿Por qué si son bolsas de plástico las seguimos utilizando? ¿No es mejor buscar una nueva alternativa como lo son las bolsas de algodón ecológico y el papel tipo horno?
Las bolsas de algodón ecológico ayudan a mantener las verduras en el refrigerador frescas durante más tiempo gracias a que en éstas se crea un ambiente fresco y húmedo en donde las verduras pueden respirar, mientras que el papel de horno, el papel sin blanquear, totalmente libre de cloro (TCF), ceras, parafinas y tóxicos, no altera el sabor ni las propiedades de los alimentos, y se puede usar en horno o en bolsas para llevar sandwiches.
Se supone que la ley intenta regularizar o, más bien, prohibir la entrega de bolsas plásticas en los comercios con el fin de generar cierto impacto ambiental que nos beneficie como sociedad, pero si esta legislación es llevada a un ámbito comercial más que medioambiental, entonces no se está cumpliendo con su propósito inicial, además de que aún existen otro tipo de bolsas plásticas que no son regularizadas. Es por eso que nosotros, como grupo, hemos decidido reformar la ley 21.100.


Por lo anteriormente dicho las modificaciones que haremos son:
Como primer punto, al artículo 2 queremos sumarle los siguientes conceptos:
-Bolsa biodegradable: Bolsa que, una vez utilizadas y en el vertedero, pueden descomponerse a través de procesos biológicos.
-Medioambiente: Sistema formado por elementos naturales y artificiales que están interrelacionados, y que son modificados por la acción humana. Se trata del entorno que condiciona la forma de vida de la sociedad, que incluye valores naturales, sociales y culturales que existen en un lugar y momento determinado.
-Adicionar: Hacer adiciones o añadidos a una cosa.
Como segundo punto, el artículo 3, queremos regular las bolsas que constituyen envases de alimentos y promover la utilización de otras formas alternativas, como las bolsas de algodón, entre otras.
Como último punto, queremos agregar un artículo de adición, en donde los comercios tienen que entregar, según cierta cantidad de compras, por lo menos una bolsa biodegradable, para que así los consumidores puedan optar a una opción que les facilite llevar sus compras sin la necesidad de caer en lo que es el consumismo.