Colegio Nusta Kori -IQUIQUE - Región de Tarapacá
Título iniciativa: Salud y Bienestar de los bomberos


Bomberos de Chile es una institución voluntaria del gobierno vigente desde el año 1851.

A partir de los 18 años cualquier ciudadano chileno puede ofrecerse voluntariamente para ser oficialmente parte del cuerpo de bomberos. En el caso de los más jóvenes, estos pueden pertenecer a las denominadas brigadas, las cuales no participan al momento de un llamado por un siniestro.
Con estos antecedentes, se entiende que desde el momento en que estas personas cumplen su mayoría de edad, automáticamente se está sacrificando la vida de este grupo para salvar la de otras. Se sabe que es su deber, pero, no cuentan con los recursos necesarios para la mantención de los carros bomba y sus cuarteles. Su seguro en la salud no alcanza para costear el tratamiento y la atención médica en hospitales o clínicas.
Entonces, ¿Por qué ser voluntario significa que no merecen el mismo apoyo como al de otras instituciones? Si lo comparamos con funcionarios de Carabineros, PDI, Fuerzas Armadas, quienes aparte de recibir un buen sueldo, aseguran una jubilación digna y un seguro laboral, también un buen apoyo financiero para la mantención de su institución. Nos parece insólito que ellos deban sacar dinero de sus bolsillos para costear los implementos necesarios para la realización de su labor, pidiendo limosnas en las calles y que se les trate como basuras e inservibles.

Es tiempo que les demos el lugar y el reconocimiento que merecen. ¿Serían capaces de estar un día en sus zapatos y combatir las llamas? Sabemos que la respuesta es no, a diferencia del resto, hacen esto por vocación y aceptan el reto de poner su vida en juego, por lo tanto, es injusto que no cuenten con los mismos beneficios. Consideremos que la mayoría son padres de familia o la cabecera de esta, ejerciendo otra labor para obtener una fuente de ingresos. Es hora que dejemos de hacer la vista gorda y aceptemos el error como sociedad al no tomar todo esto en cuenta.

A futuro esperamos que el cuerpo de bomberos cuente con el compromiso del estado hacia ellos, que los procesos de regulación del seguro no sean tardíos y se hagan inmediatamente. También asegurarles una jubilación digna de su trabajo y que al momento de retirarse puedan tener de donde mantenerse.


En la actualidad, la cantidad de incendios ha aumentado, tantos forestales como domésticos, dónde mueren varios funcionarios sacrificando su vida para combatirlos o adquiriendo diversas lesiones.
Nuestro proyecto de ley espera hacer un efecto positivo en distintas áreas que consideramos necesarias, las cuáles son:
- Una pensión luego de 5 años de servicios, esto con el fin de tener ingresos en caso de que el funcionario se encuentre cesante o recurrir a sus gastos comunes.
- Jubilación por todos sus años de servicios.
- Seguro en la Salud, esto con el fin de cubrir los gastos en la atención médica y los tratamientos para las heridas causadas al combatir el siniestro.
Por último y no menos importante, reconocer al cuerpo de bomberos como parte de Fuerza de Orden y Seguridad de Chile para esto modificaremos el capítulo IX, artículos 101 y 102 de la Constitución Chilena:
Artículo 101:
Las fuerzas de emergencia voluntaria y seguridad de chile están compuestas por bomberos de chile, Que constituyen la seguridad pública, orden y bienestar de las personas que dependan del gobierno.
Artículo 102:
La incorporación a las plantas y dotaciones de las Fuerzas Armadas, de Carabineros y Bomberos de Chile sólo podrá hacerse a través de sus propias Escuelas, con excepción de los escalafones profesionales y de empleados civiles que determine la ley.
Buscamos que el poder legislativo del país analice y discuta este proyecto bajo el nombre de: Fuerza de Emergencia Voluntaria tomando en consideración los puntos anteriormente descritos.