The Thomas Jefferson School -TALCAHUANO - Región del Bíobío
Título iniciativa: LEY DE RECICLAJE EN LA INDUSTRIA DE LA MODA


La industria textil y de la moda es la segunda más contaminante del planeta, después de la industria del petróleo; según lo determinado de la Cumbre de París 2018, ésta es responsable de la emisión de 10% de los gases de carbono a nivel mundial aportando a que la tierra alcance niveles de CO2 nunca antes vistos.
Cientos de prendas se producen día a día con el fin de abastecer las necesidades de las personas. El consumo rápido de prendas, que cada vez duran menos, está haciendo estragos en nuestro planeta. La conciencia, en cuanto a los niveles de contaminación que dejan cientos de empresas de moda, se está haciendo cada vez más necesario y exigible, pero ya no basta con iniciativas por parte de los empresarios y los consumidores, es urgente que el estado tome medidas que regulen la industria de producción y comercio textil.
Se utilizan muchos recursos para la fabricación de prendas de vestir, como diversas materias primas, por ejemplo: algodón, lana, fibra, entre otros. El impacto producido por sus efluentes químicos es muy variado, ya que depende de la cantidad y la variedad de materias primas utilizadas y los métodos de producción. Para los teñidos, se utilizan entre 100 y 150 litros de agua por kilogramo de producto, en la tintura con colorantes reactivos, las cifras varían entre 120 y 170 litros por kilogramo. Para la fabricación de pantalones tipo jean, se utilizan 3.781 litros de agua
La fibra más utilizada para hacer ropa es el poliéster y para fabricarlo, se emplean alrededor de 70 millones de barriles de petróleo, lo que tarda más de 200 años en descomponerse. Si el atuendo está hecho con materiales artificiales, como, rayón, viscosa o lyocell, que están hechas a partir de celulosa, se utilizan 70 millones de árboles para ser producidos. Si se utilizan fibras de telas naturales, aún así contamina, ya que este cultivo consume más plaguicidas (24% de insecticidas y 11% de pesticidas) que afectan la tierra y el agua.
Materiales como el algodón demora entre uno a 5 meses en descomponerse (en condiciones óptimas), pero si termina en vertederos tardarán hasta 5 años y su descomposición será casi nula es importante considerar que no hay ningún material libre de impacto. El algodón orgánico si bien no usa pesticidas en su producción, para fabricar una camiseta de 250 gramos se gastan igual 2.500 litros de agua dice Carola Moya, directora de Santiago Slow; consultora en tendencias y consumo sustentable.
Estos efectos, por lo general, se observan a largo plazo, y la mayoría de las veces, los efectos son difíciles y costosos de tratar. En general, las moléculas de los colorantes que se utilizan en la actualidad son de estructuras muy variadas y complejas, la mayoría de estas moléculas son de origen sintético y son solubles en agua. Además son altamente resistentes a la acción de agentes químicos y poco biodegradables.
Las marcas como H&M y Zara, utilizan una estrategia empresarial, llamada fast fashion, que se trata de introducir colecciones de ropa que siguen las tendencias de moda, pero estas prendas de vestir han sido fabricadas de forma rápida y barata, así pueden ofrecerle al consumidor acceder al mundo de la moda a precios bajos, haciendo que deba producirse más prendas, ya que los consumidores compran más. Pero esto genera aun más problemas, ya que se produce un exceso de producción. Por ejemplo, H&M acumula en sus almacenes una cantidad de ropa con un valor superior a 3.400 euros, y parte de esta ropa se quema. Según un informe del portal Business of Fashion, la industria de la moda desecha 500.000 millones de euros de ropa por año.
En el verano de 2018, se conoció que la marca británica, Burberry había quemado sus excedentes que formaban una suma de más de 32 millones de euros, pero la marca, decía que si hacían ofertas, su ropa dejaba de tener el status que tenía.
Se calcula que una prenda de Fast Fashion que usemos menos de cinco veces, y tiremos a los 35 días, produce más de 400% de emisiones de carbono, que una que usemos 50 veces y la tengamos por un año.
Si bien estos ejemplos son internacionales, las marcas de la industria de la moda están presentes en todo el mundo, incluyendo nuestro país. Por lo que se hace urgente tomar medidas al respecto.
En cuanto a lo anterior, Francia destaca por ser el pionero en legislar al respecto, estableciendo la prohibición de destruir las prendas que se queden fuera de venta. En nuestro país, tiendas como Ripley y París, ya incorporan medidas de este tipo con campañas de reciclaje ropa por ropa, ofreciendo descuentos a los clientes que lleven las prendas que ya no utilizan. Pero estas iniciativas no deben quedar a la voluntad de los privados, sino que deben ser acciones impuestas de manera obligatoria por parte del Estado de Chile.
Frente a la problemática planteada, se propone crear una ley que obligue a la Industria de la moda a reutilizar o reciclar la ropa, evitando que todos los recursos utilizados para su fabricación hayan sido malgastados

MENSAJE PRESIDENCIAL: LEY DE RECICLAJE EN LA INDUSTRIA DE LA MODA
ARTÍCULO 1: Entiéndase por Industria de la moda a todos aquellas empresas que fabriquen prendas de vestir, así como también aquellas empresas que se dedican a comercializar estos productos.
ARTÍCULO 2: Toda empresa dedicada a la Industria de la moda en territorio nacional debe reciclar sus productos de la siguiente forma:
a) Queda totalmente prohibido quemar o botar el vestuario excedente que no pudo ser vendido.
b) En cada recambio de temporada o de línea de ropa, se pueden almacenar los excedentes no vendidos en bodegas propias por plazo de un año. Al vencer el año de almacenamiento la ropa debe ser reciclada o reutilizada.
c) Por reutilizada se entenderá que será entregada a modo de donación a fundaciones de caridad que la redistribuyan entre la población más vulnerable del país.
d) Por reciclada se entiende que será entregada a una ONG que reciba vestuario para procesar lo que puede ser utilizado para fabricar otros productos.
ARTÍCULO 3: el organismo encargado de fiscalizar que esta normativa se cumpla será el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo; en las formas y tiempos que éste determine.












Bibliografía:
https://www.france24.com/es/20180424-medio-ambiente-fast-fashion-contaminacion
https://www.emol.com/noticias/Tendencias/2019/04/24/945686/Gobierno-frances-prohibira-que-tiendas-de-ropa-destruyan-los-productos-que-no-alcanzaron-a-vender.html
https://www.researchgate.net/profile/Hector_Mansilla2/publication/237275070_TRATAMIENTO_DE_RESIDUOS_LIQUIDOS_DE_LA_INDUSTRIA_DE_CELULOSA_Y_TEXTIL/links/5527f4890cf29b22c9b9bffd.pdf

https://www.ieseinsight.com/doc.aspx?id=1034&ar=14&idioma=1

https://elpais.com/elpais/2019/04/23/estilo/1556033654_951809.html?id_externo_rsoc=FB_CM

https://www.24horas.cl/noticiasbbc/sabes-cual-es-la-industria-mas-contaminante-despues-de-la-del-petroleo-2325820

https://www.24horas.cl/noticiasbbc/sabes-cual-es-la-industria-mas-contaminante-despues-de-la-del-petroleo-2325820

https://www.latercera.com/noticia/conoce-proceso-reciclaje-ropa/

https://www.24horas.cl/tendencias/ciencia-tecnologia/las-consecuencias-puedes-ser-devastadoras-niveles-de-co2-en-la-tierra-llegan-a-niveles-nunca-antes-vistos--3303279