Colegio Bautista Lois Hart -ANTOFAGASTA - Región de Antofagasta
Título iniciativa: Exentar al libro del IVA dentro del Artículo 12, Titulo II, Párrafo 4, Ley N°825


Esta iniciativa legislativa; tiene como objetivo exentar de impuesto a los libros que son comercializados en nuestro país, añadiendo al libro dentro del artículo doce que exenta ciertas ventas de pagar impuesto; esto para fomentar la lectura en la sociedad y en la educación en todos sus niveles, esto busca romper la brecha cultural y educacional existente en nuestro país, esto ya que Chile tiene un diecinueve por ciento de impuesto al comercio del libro. Esto conlleva que los sectores con mayor poder adquisitivo puedan acceder a este servicio educacional y cultural, impidiendo así que los demás sectores no puedan tener de esta utilidad por su elevado precio, además cabe señalar que nuestra Constitución indica que es deber del Estado fomentar el desarrollo de la educación en todos sus niveles en el capítulo tres, articulo diez y nueve, inciso diez.
A la vez esta modificación no solo realizará un cambio en la educación, sino que también la producirá en la sociedad y la cultura, ya que la mayoría de los chilenos no leen por la poca cultura y el bajo fomento lector, teniendo también agregado a esto también el elevado costo en la comercialización de los libros en nuestro país.
En Chile, solamente el 40% de la población dice leer al menos una vez al día, mientras que otros países desarrollados o en vías de desarrollo como en el caso de Chile, y que cuentan con mayor cantidad de habitantes, tienen cifras muchos más altas que las nuestras, por ejemplo, la cantidad promedio de los países comparados con Chile es del 59% en el ámbito de la lectura, esto según la encuesta de Frecuencia de lectura de libros realizada por Adimark en el 2017.

Si bien hay que admitir que tanto chilenos como chilenas no cuentan con una lectura fluida o un conocimiento cultural sobre el hábito de la lectura es deber estatal fomentar el gusto y el interés por la lectura, es decir, en la actualidad el 37% de chilenos prefieren ver televisión en sus tiempos libres, el 16% prefiere escuchar radio, el 9% prefiere hacer deporte, mientras que tan solo un 6% tiene como preferencia el leer un libro, mientras que el resto de los encuestados prefiere no hacer nada en sus tiempos libres, esto según la encuesta realizada por el Ministerio de las culturas, las Artes y el Patrimonio; estas cifras son alarmantes y es por ello que este proyecto busca revertir estas cifras y además busca respaldar y cumplir con lo establecido por nuestra constitución. Buscamos así también compromiso estatal con las bibliotecas financiadas por el estado, ya que si bien cabe destacar que permite un acceso muchas veces gratuito, los plazos de préstamo son excesivamente cortos considerando la lentitud con la que lee nuestra sociedad; además, los libros de las bibliotecas municipales se encuentran en estados desastroso, reiteramos que no solo por parte del estado, sino que también por la poca cultura hacia la lectura en el ámbito social y la creación de hábitos tanto del cuidado como el fomento lector diario, pueden generar un mayor interés por la lectura por parte de las generaciones presentes y venideras y así poder instruirlos generando una mayor capacidad intelectual, cultural y de comprensión lectora, es decir, un factor importante es la educación entregada y el compromiso por parte del estado en generar accesibilidad para la compra y/o préstamo de libros.
Teniendo en cuenta todas estas estadísticas, es necesario tener en conocimiento que nuestro país no cobra un impuesto al libro directamente, sino que realiza un cobro al Impuesto al Valor Agregado (IVA), lo cual se aplica para las ventas y servicios en nuestro país (comercialización).
Otro punto a destacar es que Chile es uno de los países que cuenta con el mayor valor de impuesto de ventas y servicios sobre los libros, alcanzando así un 19%, contrastando con los porcentajes de Francia que cuenta con un 5% o Suiza que aplica un 2% de impuesto que aplica a los libros, y a la hora de hablar de Latinoamérica la brecha es aún más grande, siendo así que diversos países de Latinoamérica, no cuentan con un Impuesto al Valor Agregado para los libros, por ejemplo, Argentina, Brasil, Panamá, Colombia, entre otros países del cono sur.


Chile siempre ha sido declarado en vías de desarrollo pero para llegar a ser un país desarrollado tenemos que conocer que hay diversos pilares que constituyen el desarrollo de un país o nación, y uno de los más importantes y fundamentales dentro de los países desarrollados en la actualidad es precisamente el mayor acceso a la educación, a la culturización por medio de la lectura, al poder informarse y lograr que la lectura trascienda a su cultura y su sociedad.
A partir de esto podemos concluir que la brecha cultural y educacional es muy extensa y que esta sigue aumentando cada vez más, lo cual es responsabilidad de distinto factores, pero uno a destacar es el impuesto cargado a la venta y servicios que se aplica en nuestro país al libro en la comercialización de libros en nuestro país, casi de esta forma excluyendo a los grupos socioeconómicos más. También agregar los libros que los diferentes establecimientos educacionales piden a los alumnos para leer o trabajar en asignaturas, a veces se necesita acceder a estos de forma obligatoria, lo cual genera así gasto alto al adquirirlo, por estas razones búscanos exentar al libro del cobro del IVA, buscamos que sea exento en nuestro país tal como los países vecinos del cono sur. En síntesis estos son los factores que nos impulsan a entregar y manifestar esta iniciativa juvenil de ley, buscando el bien estar para la comunidad de país en un aspecto pequeño dentro de todos los demás, pero de suma importancia la definir la calidad de habitantes que deseamos tener, así también acortando la brecha culturar y educacional que existe y acercando lo que dice la constitución en el capítulo tercero artículo doce Es deber del Estado fomentar la educación en todos los niveles.