Liceo Pedreo Aguirre Cerda -PUERTO VARAS - Región de Los Lagos
Título iniciativa: Inclusión de la educación para la vida en el currículum escolar nacional


Si de historia del sistema educativo se trata, se puede notar sin mucho esfuerzo lo poco que se ha avanzado en los últimos años.
Cuando una persona termina su enseñanza media está lista para salir al mundo y poner en práctica lo aprendido en esos 12 años de escuela, de esta manera nutrirse de experiencias nuevas y entrar al mundo de los adultos.
Sin más preámbulos queremos entrar de lleno y ser puntual en el problema que deseamos plantear.
Se pueden identificar 2 grandes problemas con los cuales uno se topa incluso antes de entrar a la enseñanza superior que no se tratan en la enseñanza regular. Estos problemas están relacionados con las drogas o la economía nos estamos moviendo por un frágil terreno, en el cual la educación no termina de cumplir. Obtener un conocimiento previo acerca de estos temas puede evitar problemas futuros.
En primera instancia tenemos a el gran tabú de las drogas, en el que ya no parecen importar las nuevas investigaciones, las drogas son y siempre serán malas y cuando un adolescente las consume se convierte automáticamente en un adicto que es aislado por la sociedad, ya que en las escuelas no se le entrega tratamiento (si se hacen derivaciones), sino que se busca sacarlo del sistema.
Por otra parte, y con igual nivel de importancia, requerimos con gran necesidad una mayor educación económica. En el mundo laboral y universitario se debe saber manejar el dinero e instrumentos financieros de manera más eficiente para no caer en los problemas económicos, situación que gran parte del país sufre y que una de las principales causas se debe a la educación financiera con la que cuenta el país.
Algunos datos que justifican la introducción de la educación financiera en los colegios son:
1. El 60% de las familias chilenas se endeudan
2. Alto nivel de endeudamiento de las personas y fuerte relación de dependencia con el mundo financiero
3. Alto grado de desinformación y falta de comprensión de los productos y servicios financieros, que son cada vez más complejos
4. Creciente envejecimiento de la población, lo que implica que las personas deben vivir más años con la pensión de jubilación que reciben.
Se debe considerar, además, que las generaciones más jóvenes tendrán que soportar mayores riesgos financieros y se enfrentarán a productos cada vez más complejos y sofisticados.
Un sondeo realizado por el Instituto Nacional de la Juventud 1 indica que un 37% de los jóvenes entre 18 y 29 años tiene deudas, préstamos o créditos a su nombre.
En la encuesta de Alfabetización Financiera, Chile obtuvo nota 3,4 ante preguntas sobre tasa de interés, riesgo y deuda.
Chile alcanza el 47% de logro en lo relativo a educación financiera, bajo el promedio de la OCDE de 64%, y detrás también de Perú (59%) y México (54%)
Sobre el interés simple, solo el 28,3% responde correctamente el ejercicio.
Se puede observar que los jóvenes están teniendo acceso y recibiendo ofertas de servicios financieros cada vez a más temprana edad y que los estudios muestran que es un grupo etario con bajos niveles de alfabetización financiera.
Respecto a la concientización y educación respecto al consumo de drogas y alcohol, el segundo punto planteado, los estudios indican datos muy preocupantes como:
El consumo de marihuana, tabaco y cocaína entre los jóvenes chilenos se posiciona como el más alto de América.
El reciente Informe sobre el Consumo de Drogas de las Américas 2019, desarrollado por la Organización de Estados Americanos (OEA), reveló que los estudiantes secundarios de Chile son los que presentan un mayor consumo principalmente en cocaína, marihuana y tabaco entre otros 32 países de la región.
El documento evidencia que el consumo de tabaco por parte de los escolares alcanza el 24%, en comparación a países como México, Argentina y Bolivia, que no superan el 15%.
A su vez, el 30% de los jóvenes estudiantes de enseñanza media chilenos reconoce consumir marihuana. Estados Unidos y Antigua y Barbuda tiene un porcentaje menor al 25%. Respecto a la cocaína, los chilenos secundarios superan el 4%.
Chile es el cuarto país del continente con más consumo de alcohol; tercero en marihuana y cocaína; y primero en tabaco.
Dadas estas estadísticas está claro que es urgente incluir el conocimiento sobre sustancias como estupefacientes y la educación financiera en los jóvenes, incluso desde temprana edad, para que de esta manera puedan tener mayor conciencia a medida que crecen y tienen más acercamiento hacia estas y por lo tanto puedan juzgar por sí mismos y no dejarse influenciar por terceros. Hoy, las temáticas planteadas no son parte directa del currículum, sino que están contenidas en orientaciones, protocolos y talleres, y una unidad de educación financiera en primero medio.


Iniciativa de Ley.

Mensaje Presidencial.

Modificación de la Ley General de Educación.

Artículo 1. Modifíquese la Ley General de Educación, conforme a lo siguiente

1) Agréguese al artículo 29:
El ministerio de Educación, previa consulta a los establecimientos educacionales, deberá introducir en las bases curriculares de la asignatura de Ciencias Naturales, un plan que incluya el tratamiento directo de la prevención del uso y consumo de drogas, a partir de 5° año básico.
Dicho plan deberá responder a los siguientes objetivos:

a) Conocer la existencia de las drogas, diferenciándolas entre drogas legales e ilegales.
b) Identificar las drogas más consumidas por los chilenos.
c) Identificar los efectos nocivos que tienen las drogas en las personas.

2) Agréguese al artículo 29:
El ministerio de Educación, previa consulta a los establecimientos educacionales, deberá introducir en las bases curriculares de la asignatura de Matemática, y de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, un plan que incluya el tratamiento directo de la Educación Financiera, a partir de 5° año básico.
Dicho plan deberá responder a los siguientes objetivos:

a) Identificar la importancia de los gastos, y los tipos de gastos en la familia.
b) Identificar instrumentos financieros de uso común en la sociedad.
c) Identificar los principales necesidades que existen en una familia.

Artículo 2: Agréguese al artículo 30 de la Ley 20370:

El ministerio de Educación, previa consulta a los establecimientos educacionales, deberá introducir en las bases curriculares de la asignatura de Ciencias Naturales y Orientación, un plan que incluya el tratamiento directo de la prevención del uso y consumo de drogas.
Dicho plan deberá responder a los siguientes objetivos:

a) Analizar los efectos del consumo de drogas, en el consumidor directo y el entorno
b) Analizar los efectos sociales que tiene el consumo de drogas y alcohol
c) Identificar los distintos tipos de drogas que se consumen en Chile
d) Implementar planes preventivos del consumo de drogas y alcohol

2) Agréguese al artículo 30:
El ministerio de Educación, previa consulta a los establecimientos educacionales, deberá introducir en las bases curriculares de la asignatura de Matemática y de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, un plan que incluya el tratamiento directo de la Educación Financiera.
Dicho plan deberá responder a los siguientes objetivos:

A) Analizar los consumos, gastos de un grupo familiar
b) Conocer el uso, características y utilidad de los distintos instrumentos financieros existentes
c) Establecer la importancia del consumo y endeudamiento responsable
d) Analizar la relevancia
e) Calcular el costo de distintos instrumentos financieros (CAE, CAEC, tasas de interés)

Artículo 3.
Las modificaciones a las bases curriculares, deberán ser enviadas por el Ministerio de Educación al Consejo Nacional de Educación para su aprobación o para que se establezcan las sugerencias necesarias.

Artículo 4.
Modifíquese el Decreto Exento 1265 del Ministerio de Educación del 20 de Octubre del 2016, que modifica el decreto exento Nº 628, de 21 de junio de 2016 en su artículo 6, agregando 1 hora semanal a la asignatura de Ciencias Naturales en los establecimientos educacionales con Jornada Escolar Completa, disminuyendo las horas semanales de libre disposición a 5 horas semanales.

Artículo 5.
Modifíquese en el artículo 31 de la ley 20370, la frase "las bases curriculares para la educación parvularia, básica y media deberán asegurar una proporción equivalente al 30% de tiempo de trabajo escolar de libre disposición", por "las bases curriculares para la educación parvularia, básica y media deberán asegurar una proporción equivalente al 25% de tiempo de trabajo escolar de libre disposición".

Artículo 6.
Las disposiciones contenidas, son obligatorias para todos los colegios con reconocimiento oficial del Estado, sin perjuicio de que los establecimientos educacionales pueden presentar programas propios, los que deben responder a los objetivos planteados en esta ley.