Colegio Alianza Austral De Coyhaique -COIHAIQUE - Región de Aysén
Título iniciativa: Mejora de ley de impuestos verdes


El objetivo de esta propuesta es modificar la ley 20.780.

Actualmente los impuestos verdes están diseñados para incentivar, de manera indirecta, supuestos beneficios ambientales. De hecho, no necesariamente involucran un cambio en las prácticas de las empresas contaminantes, sino que se premia con una reducción del impuesto cuando se emprenden acciones ambientalmente amigables, incluso si ellas no se relacionan con los propios procesos contaminantes de las empresas. De esta manera, no solo se recauda pocos impuestos sino que además, no se cumple el objetivo de fondo que todos quisiéramos para los impuestos verdes, ser una herramienta estructural eficaz, en el proceso de modificación de la matriz productiva del país, para llevar a la desaparición de los procesos productivos ambientalmente dañinos.


La mejora que se propone consiste en:

Crear un registro nacional de las empresas que desarrollan procesos productivos contaminantes, sobre todo aquellas que tienen una alta participación en las exportaciones chilenas. Este registro tendrá la función de identificar la presencia o ausencia de procesos contaminantes en las empresas, llevando a calificar a cada una en una escala numérica creciente. A mayores efectos dañinos al medio ambiente, un posicionamiento más alto en la escala, y un también mayor nivel de impuestos verdes a pagar. La ausencia o reducción significativa de estos efectos, implica situarse más abajo en la escala, con la consiguiente reducción en los aranceles. En conclusión, basándose en estos datos, las empresas con una mejor clasificación, reducen significativamente los impuestos que pagan, en cambio, las empresas que en sus procesos sean altamente contaminantes, se les asignará una peor clasificación, lo que implicaría a un mayor impuesto.

La propuesta incluye la creación de un sello ambiental, premiando y dando a conocer las empresas que utilizan procesos más limpios en su producción. Existirán dos tipos de sellos, el sello verde (empresas menos contaminantes) y un sello rojo (empresas más contaminantes). Ello sin duda tendrá efectos significativos en los mercados internacionales, ya que Chile tomaría una posición en el mundo junto a los pocos países que utilizan un método agresivo y eficaz para transformar la matriz productiva de su economía hacia una industria más sostenible ambientalmente.

Entonces, esta ley actuaría de tres maneras:
1. Castigando la matriz industrial contaminante.
2. Aumentando la recaudación de impuestos verdes.
3. Invirtiendo esta recaudación directamente en la modificación de esa matriz productiva, incentivando turismo y protección de áreas ambientalmente significativas.Esta inversión directa se efectuaría en tres cosas específicas:

a) En investigaciones científicas, ligadas a soluciones sustentables con el medio ambiente (por ejemplo para las industrias pesquera, forestal y minera, las cuales hoy enfrentan situaciones ambientales críticas).

b) Mejorar la infraestructura turística asociada al Sistema de Áreas Silvestres Protegidas del Estado administradas por CONAF, a fin de estimular el desarrollo de esta actividad a gran escala, con el fin de situarla como uno de los principales ejes productivos nacionales.

c) Identificar, crear y proteger, nuevas áreas silvestres o de interés ambiental y que hoy, no cuentan con protección, o se encuentran amenazadas.
En relación al punto 3. Los impuestos recaudados irán dirigidos directamente al Ministerio del Medio Ambiente, el cual deberá garantizar el cumplimiento de lo indicado.

Resulta evidente, que la ley apunta a dos cosas fundamentales, por una parte, a cambiar el tradicional modelo económico industrial exportador de primer ciclo que posee Chile desde el período colonial, y por otra a actuar radicalmente para disminuir los efectos ambientales destructivos, que este tipo de modelo ha tenido en todas las economías del mundo en las cuales se ha mantenido vigente.