Colegio Alianza Austral De Coyhaique -COIHAIQUE - Región de Aysén
Título iniciativa: Ley de mejora de pensiones del adulto mayor


En la actualidad, Chile está pasando por un proceso de acelerado cambio demográfico, desde un modelo poblacional mayoritariamente joven (población en transición), a un modelo drásticamente distinto, que, de acuerdo con las proyecciones dictadas por el subsecretario de salud de la Naciones Unidas será indiscutiblemente longevo (población regresiva).

Este cambio, ubica a nuestro país en una condición institucional que no refleja esta situación y que ni siquiera el día de hoy es capaz de asumir la presencia de la población adulta mayor, asegurándole un mínimo de bienestar.

Este inevitable cambio, al proyectar los datos brindados por la INE (Instituto Nacional de Estadísticas) que, según su informe de estimaciones y proyecciones de la población de Chile (1992-2050) total país, síntesis de Resultados (2018) "(…)Para 2050 se proyecta que, en cifras absolutas, la población de adultos mayores de Chile debería llegar a un total aproximado de tres millones, lo que significaría que estaríamos cerca de duplicar la cantidad actual. (…)"(p.4). En síntesis, una de cada tres personas serán adultos mayores para el 2050.

¿Existen medidas atingentes para este problema?

No las hay. Más de 1.100.000 adultos mayores tienen una pensión inferior a lo que respecta un sueldo mínimo en Chile, nos confirma Gonzalo Valenzuela, magistrado en Gerencia y Políticas Públicas: "Hoy, hay más de un millón de adultos mayores que sobreviven con una pensión inferior al sueldo mínimo." (20 de mayo de 2018, El Mostrador). Mientras, nos evidencia Radio Cooperativa: El cincuenta por ciento de los adultos mayores que trabaja en Chile, recibe sueldos iguales o inferiores a trescientos siete mil pesos, según un nuevo análisis de la Universidad del Desarrollo (UDD) y la Caja Los Héroes. (lunes, 20 de Agosto de 2018/ Cooperativa.cl), con estas citas, presentamos claros ejemplos de procrastinación, cuyas consecuencias recaen en el grupo etario señalado anteriormente

¿Qué significa esto?

Significa que por mucho que los adultos mayores generen ingresos, la tendencia del comportamiento de la renta en Chile, permite afirmar que ellos no lograrán disponer de montos de dinero que permitan resolver el conjunto de necesidades que enfrenta la longeva población chilena.



¿Cómo enfrentar este problema?

Dotando con un aumento las pensiones que perciben los adultos mayores jubilados. Ello a través de la imposición directa de un gravamen del 15%, a los aportes que la empresa estatal CODELCO, entrega regularmente a las arcas del Estado, fondos que serán redirigidos al SENAMA (Servicio Nacional del Adulto Mayor), institución que será encargada de la asignación de un monto de cien mil pesos chilenos a todos los adultos mayores que reciban una pensión bajo lo que corresponde el sueldo mínimo, la cual afirma la Dirección del Trabajo que es de trecientos un mil pesos chilenos, además, de encargarse del almacenamiento del resto del dinero el cual será utilizado para solventar las pensiones del futuro.

¿De qué manera cumplirá el SENAMA está función?

A través de la creación de un departamento especializado, que se dedicará en exclusiva a la distribución y manejo de las reservas de las asignaciones correspondientes a esta ley.

Hay que mencionar que la Ley Nº 19.828 establece las obligaciones de la institución del SENAMA (Servicio Nacional del Adulto Mayor), diciendo que: "Este velará por la plena integración del adulto mayor a la sociedad, su protección ante el abandono e indigencia (…)" (LEY NUM. 19.828 Artículo 1º). Ley que no se está cumpliendo del todo, puesto que, como hemos demostrado existen más de un millón cien mil habitantes de la población longeva que recibe menos o igual al sueldo mínimo, impidiéndoles tener una vida digna, teniendo en cuenta que hablamos de personas que trabajaron toda su vida y que hoy siguen trabajando para mantenerse en pie.


Nuestra ley se origina por moción, plantea una política de Estado, y, por ello, trasciende a las miradas políticas, liberándose de esta manera de la tutela ideológica del ejecutivo.

Esta ley busca ser un primer y definitivo paso hacia una modificación de la manera en que asumimos a nuestros adultos mayores. Recoge experiencias de países que han avanzado hacia una valoración distinta de la trascendencia que sobre la sociedad tienen las generaciones que dieron todo para llegar a vivir como hoy lo hacemos. Tendrá efectos sociales, económicos y por cierto políticos, otorgando a estos adultos una oportunidad de mantenerse más integrados y vigentes.

Esto no solo afecta a quienes hoy forman parte de esas cohortes etarias, sino que a todos nosotros, dado que con el constante aumento de la esperanza de vida, cada uno de nosotros deberá enfrentar esta etapa.

La sociedad chilena, necesita la experiencia de sus generaciones mayores. A modo de ejemplo, los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) han generado modificaciones de este tipo, y a través de ellas han ganado una generación que sigue siendo productiva después de jubilarse. Ello constituye una mayor generación de riqueza que beneficia, finalmente, al conjunto de la sociedad.