Centro Educ. Part. Maria Reina Inmaculada -ISLA DE MAIPO - Región Metropolitana
Título iniciativa: Uso obligatorio de energías renovables y no contaminantes


En nuestra nación la situación de nuestro ecosistema no ha sido tomado en cuenta como se debe, o no se le ha dado el enfoque necesario, siendo vulnerado por las personas que lo habitan. En definitiva la culpa es de todos, pero esta vez tomamos la iniciativa de enfocar esta problemática en las empresas que trabajan en el territorio nacional, que aún en el año 2019 toman la opción de utilizar métodos tradicionales sin darse cuenta del daño que provocan a nuestro planeta en el presente y futuro.
Las empresas utilizan recursos como los combustibles, las cales, sales y productos vegetales o animales.
Por ejemplo el uso de estos causa grandes cantidades de níquel, vanadio, plomo y dioxinas, estos son emitidos al aire y a la vez en efluentes, siendo esto lo que contamina suelos, ríos, napas subterráneas y la biota costera, además de que algunos de estos químicos pueden ingresar al ser humano.
Casos como el del año anterior en Quintero, donde las personas exigían al gobierno que detuvieran las faenas de empresas contaminantes en la zona, ya que seguía en aumento el número de habitantes afectados por las emanaciones tóxicas, llegando a un total de 301 personas hospitalizadas.
Queremos plantear una pregunta, si la población no se hubiese visto afectada,¿sé hubiera actuado de la misma manera?.
Además que diversos estudios realizados por el Ministerio de Medio Ambiente chileno arrojan que nuestro país emite un gran porcentaje de contaminantes a la atmósfera, que ponen en peligro la salud de al menos 10 millones de habitantes.
El aviso está hecho, el planeta está en peligro, debemos actuar pronto, el cambio parte de nosotros, pero en un país donde las empresas gobiernan con la finalidad de aumentar sus ingresos y ganancias, se les debe exigir un mínimo de conciencia ambiental, haciendo que de una vez por todas cambien su forma de actuar y ayuden a la preservación del mundo.
Las políticas implementadas han sido un fracaso. Se debe a que los problemas no han sido solucionados de raíz, enfocando el actuar en aspectos más superficiales.
Agregamos además que la ONU advierte que el 2030 es la fecha límite que tenemos para evitar una catástrofe casi irreversible, vamos camino a un aumento de 3°C en las temperaturas, esto significaría el fin de los arrecifes de coral, un aumento en el nivel del mar y una disminución de la capacidad de cultivar maíz, trigo y arroz. Afirman que aún estamos a tiempo, pero se requiere un cambio urgente, ya sea por parte de los gobiernos e individual.
Nosotros proponemos la creación de una nueva ley, como un plan de emergencia que se sostenga por los años.
Nuestra idea principal es que cada empresa de forma obligatoria deba utilizar un tipo de energía renovable, que se le den múltiples opciones y que ellos decidan con cual de todas llevar a cabo el funcionamiento de su compañía.


Hoy en día la mayoría de empresas funcionan con combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas natural y licuado) y combustibles sólidos, pero por sobre todo, el uso de carbón y petróleo es indiscriminado. El carbón por si solo emite CO2 al medio ambiente y el fuel oil, que se encuentra en fracción importante del petróleo, contiene más de 20 átomos de carbono por moléculas, por lo cual también genera CO2, causando principalmente una contaminación al aire y deterioro en la capa de ozono, ya que este es un gran contaminante atmosférico.
Como propuesta legislativa tenemos la creación de una ley que consiste en el uso obligatorio de energías renovables en las empresas, para ayudar a disminuir los niveles de contaminación existentes en la actualidad, y así velar por un buen futuro para la nación y el planeta.
Leyes existentes sobre la prevención de la contaminación pueden ser múltiples, pero el efecto de estas no se logran divisar, por ejemplo, no existe un mejoramiento en la calidad del medio ambiente.
Para continuar hacer una mención a la ley 19.821, que habla sobre la multas o la clausura de fábrica que incumplan las normas vigentes sobre los desechos industriales. Esta ley en parte sirve, pero no nos parece suficiente conociendo el estado crítico en el que se encuentra el planeta, por eso decidimos crear algo nuevo, algo que se adapte a las necesidades actuales.
Nuestra propuesta consiste en dictar a las empresas el uso obligatorio de al menos un tipo de energía renovable, dejando de lado el combustible utilizado en el momento por dicha fábrica, pasando a ser una compañía más amigable con el medio ambiente.
Ejemplos de energías renovables que se podrían utilizar:
Eólica
Solar
Biocombustibles

Como ya es el caso de Apple, Facebook, Google o Ikea, empresas grandes que ya están adheridas al uso de energías renovables como motor. Numerosos expertos señalan que aquellos que sostengan sus inversiones en compañías dedicadas a los combustibles fósiles tendrán un mayor riesgo al momento de gastar fondos en ya dichas empresas, o sea, la transición y el cambio con el tiempo dejarán fuera del mercado a esto inversores. El sector energético está cambiando, y a pasos agigantados.