Colegio Innov-arte -TEMUCO - Región de la Araucanía
Título iniciativa: Moción parlamentaria: Ley de reciclaje de desechos domésticos


En la actualidad, el aumento de la basura en el mundo se ha vuelto una problemática que preocupa a varios países y que también está presente en la agenda internacional, esto debido a los altos índices de desechos generados por la sociedad y a sus consecuencias negativas en nuestra salud, y daños a la flora y fauna. Al respecto, Sergio Echeverría, alcalde de la comuna de San Joaquín afirma que durante las últimas cuatro décadas, la crisis ambiental en nuestro planeta ha cambiado las agendas públicas y se ha instalado como una prioridad en las políticas gubernamentales de casi todos los países. Debido a una explotación inconsiderada de la naturaleza, la humanidad corre el riesgo de destruirla y de ser a su vez víctima de esa degradación.
Particularmente en nuestro país, cada chileno produce 384 kilos de basura domiciliaria al año, y a estos datos se les debe sumar los residuos industriales que son 10,2 millones, sumando en total unas 16,7 millones de toneladas al año (Ministerio del Medio Ambiente), de los cuales solamente un 10% son reciclados, lo que sitúa a Chile entre los países con una menor cultura de reutilización de desperdicios de la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE. Esto según estadísticas de la cartera ministerial recién mencionada.
Sin embargo, no todas las ciudades de Chile producen la misma basura y por ende, no todas las personas tienen el mismo nivel de generación de residuos. Según el organismo Wastle Atlas las ciudades chilenas con mayor basura generada por año y por habitante son Arica (616,9 kilos), Iquique (613,2) y Puerto Montt (445,3), seguidas por Coyhaique (423,4) y Santiago (412).
De modo aún más particular, según la directora ejecutiva de Fundación Basura, Macarena Guajardo, cada chileno produce 1,5 kilo de basura al día, siendo los estratos socioeconómicos altos los que más producen, pues compran más y con más embalaje, de los cuales casi un 48% corresponde a basura orgánica según información entregada por la Fundación Chile. Dato no menos relevante, considerando que el tratamiento de la basura orgánica podría generar beneficios económicos mediante la creación de compostaje o generación de energía gracias al gas metano, así como de ahorro de dinero por parte de las municipalidades al reducir los volúmenes para recolección, esto último afirmado por Andrea Cino, jefa de proyecto de Sustentabilidad de Fundación Chile.
De tal modo, la basura se ha volcado en un problema sanitario, político, económico y cultural. ¿Cómo resolverlo? Tal como se señalaba anteriormente, resulta indiscutible afirmar que la mayoría de los residuos son generados por empresas. Respecto a lo anterior durante el año 2016, entró en vigencia la denominada Ley de Fomento al Reciclaje que norma el deber de los fabricantes de tratar la basura derivada de sus productos, además de fomentar el reciclaje y reutilización ¿pero qué sucede con la sociedad civil? No es menos cierto que una gran parte de los desechos son generados por las y los ciudadanos de manera individual. En este sentido resulta indispensable apuntar también hacia la creación de nuevos mecanismos de reciclaje de los residuos domésticos impulsados desde el Estado, como de organizaciones no gubernamentales, tarea a la que se han abocado organizaciones y/o instituciones del Estado (Conama, Conaf, Sesma) y no pertenecientes al Estado (Ecologistas, Greenpeace Chile).
Según el Artículo 19°, Inciso N°8 del capítulo III de la Constitución Política de Chile, se establece que es deber del Estado garantizar el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación por lo que el Estado debe proteger, cuidar y tutelar la preservación de la naturaleza. Debido a todo lo anterior, se propone la creación de una ley por moción parlamentaria en donde se establezca una nueva forma de reciclar por medio de la separación de la basura en diferentes categorías, pero no solo quedándonos ahí, sino que además, especificando una forma de tratar estos residuos de manera jerarquizada, en primer lugar reciclando estos, tanto los orgánicos como inorgánicos, y teniendo como último proceso la incineración de productos que no puedan ser tratados, mediante incineradoras de alta tecnología que generan una cantidad realmente mínima de contaminación, las que se encargarán de producir energía eléctrica o para generar un sistema de calefacción doméstico. En ese sentido, también se apunta, con esta última medida, a reducir los niveles de CO2 y contaminación atmosférica que aqueja a una gran cantidad de ciudades que se deben calefaccionar debido de las bajas temperaturas.
Por otra parte, se pretende incentivar el reciclaje por medio de concesiones tributarias que permitan disminuir el costo del pago de servicios básicos como la luz y el agua, a medida que se vaya reciclando. Con nuestra ley se espera crear un modelo sustentable y limpio de gestión de los residuos, transformando el problema, en una solución para nuestras actuales condiciones de vida.


Artículo 1°.- Del mecanismo de reciclaje
a) Se dispondrá de un punto de reciclaje limpio con un contenedor de 8 categorías de desechos (pilas y baterías, vidrio, papel, plásticos pet, latas de aluminio, aceite, ropa y zapatos, artículos electrodomésticos y eléctricos) con una capacidad de 300 kilos por cada 5.000 habitantes los cuales serán vaciados por los camiones de basura 3 veces por semana.
El Estado dispondrá de bolsas de basura biodegradables con un etiquetado especial , las cuales serán vendidas en supermercados y que tendrán una capacidad de:
5 litros
10 litros
15 litros
20 litros
Se entregará cada año, de manera coordinada entre el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) y los municipios, la entrega de composteras para cada hogar y de manera paulatina en el tiempo, en un plazo no superior a 5 años.
La Dirección de Aseo y Ornato de cada Municipio será la encargada de gestionar la ubicación de los contenedores y el vaciado de estos, así como disponer de los camiones recolectores necesarios, y deberá por consiguiente informar a la comunidad de estas materias.
Cada comunidad, de la mano del Ministerio del Medioambiente y del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá gestionar la adquisición de camiones recolectores que hagan uso de combustibles ecológicos como biodiesel o biogas, en un plazo no mayor a 5 años.


Artículo 2°.-Sobre el procesamiento de la basura. La basura será jerarquizada.
La basura orgánica no reciclada en los hogares será dispuesta en plantas de compostaje a nivel comunal (Dependerá del tamaño de la comuna y la cantidad de habitantes)
Toda basura que no pueda ser reciclada será incinerada en modernos incineradores de última generación que producen una polución ambiental mínima. De tal modo, la energía generada será destinada para la calefacción de hogares.
Artículo 3°.-De la educación y promoción.
Para efectos educativos, se incorporará una asignatura obligatoria en los planes y programas anuales, relacionada al cuidado del medioambiente incluyendo las formas de reciclar y reutilizar. Ésta asignatura será efectiva desde 1ro básico a 4to medio y deberá ser coordinada de manera coordinada entre el MMA y MINEDUC.
Cada establecimiento deberá tener su propio sistema de promoción dentro del reciclaje, en lo interno de sus dependencias .
Para promocionar el reciclaje, el Ministerio del Medio Ambiente desarrollará campañas referentes a la temática y al cuidado del ecosistema transmitidos en los medios de comunicación (televisión, radio, redes sociales, diarios, etc) y publicidad en clases relativa a cómo reciclar y por qué se debería hacer este procedimiento.

Artículo 4°.-De los beneficios y castigos de los consumidores
Por cada 5 kilogramos de residuos reciclados durante un mes se procederá a hacer un descuento del 8% de gastos básicos (luz y agua), llegando a un máximo del 40% de descuento en un mes. Este descuento se realizará al deslizar la TRED (Tarjeta de Reciclaje Doméstico) por el lector del punto de reciclaje. Esta información se subirá a el SOGRE (Sistema Online de Gestión de Residuos) del cual las empresas podrán revisar los descuentos que deban realizar a los domicilios y en el cual las personas podrán observar lo reciclado y el dcto. que se realizará a sus gastos básicos
La Tarjeta de Reciclaje Doméstico se le entregará a cada familia al momento de inscribirse en su punto de reciclaje más cercano. Esta estará a nombre del Jefe de Hogar junto con la dirección a la cual se le realizará el descuento e información de contacto

Aquellas personas que no depositen la basura en los lugares habilitados, recibirán sanciones de 1 a 5 UTM, dependiendo de cuanta basura haya sido botada.
La Secretaria Regional Ministerial (Seremi) del Medio Ambiente tendrá las facultades de fiscalizar y sancionar lo dicho en el Artículo 4,Inciso B anteriormente.

Artículo 5°.- Del etiquetado de los envases.
Se deberá incluir una etiqueta en cada envase de producto elaborado que señale cuánto tiempo se demora en degradarse y cuales son sus efectos en el ecosistema.
Los etiquetados serán gestionados por el SOGRE.