Instituto Salesiano de Valdivia -VALDIVIA - Región de Los Ríos
Título iniciativa: ALIMENTOS TRANSGENICOS: UNA AMENAZA QUE SE DEBE FRENAR


Los organismos
genéticamente modificados, son aquellos productos de la naturaleza los cuales han
sido alterados genéticamente, ya sea agregándole genes de otras especies
(transgenia), o cambiando el orden de sus propios genes (cisgenia).




Los transgénicos
fueron creados con el fin de abaratar la producción, reduciendo el uso de
antibióticos y pesticidas y aumentar la productividad, lo cual conduciría a
disminuir los costos de mercado y con ello el hambre mundial.




En 1986, la multinacional ‘‘Monsanto’’
realizó la primera modificación genética.
En 1994, se autorizó por primera vez,
la comercialización de tomates transgénicos, conocidos como ‘‘Flavr Savr’’
creados por la empresa ‘‘Calgene’’.



 

¿Los
transgénicos son un aporte?




Tener una sana
alimentación ha adquirido gran relevancia, siendo una constante preocupación
por parte del  Gobierno, creando  campañas como “Elige vivir sano”, que en uno
de sus principales puntos menciona la alimentación saludable. Cualquier persona
relaciona la alimentación sana con vegetales o frutas, pero nosotros al comer
una manzana o beber un vaso de leche, ¿Realmente estamos alimentándonos bien? ,
¿Por qué habría de causarnos algún mal un vegetal o un producto animal? Debemos
partir por el siguiente dato, el 80% de los Chilenos desconoce  que son los transgénicos y que su consumo
puede causar diversos males, como diabetes, cáncer, infertilidad, alergias,
entre otros (encuesta realizada por la USACH). Entre los años 2008 y 2010, se
realizó en Rusia un estudio a cargo de la Asociación Nacional para la Seguridad
Genética y el Instituto Severtsov, en el cual se experimentó con hamsters. Se
detectó que al ser alimentados con transgénicos, en muchos casos la segunda
generación presentó esterilidad sexual. También el estudio realizado por el
hospital Universitario Sherbrook, de Canadá, detectó la presencia de toxinas
producidas por transgénicos en la sangre de fetos y embarazadas.




Además de lo anterior, podemos
mencionar que los ecosistemas constan de un

equilibrio muy delicado y al alterar los genomas de las especies que le dan
vida, el riesgo de que la balanza se desequilibre es muy grande. Por este
motivo, el cultivo de transgénicos representa un peligro para los ecosistemas
en los cuales se cultivan, ya que pueden modificar las condiciones del medio.
Otro peligro corresponde al cruce entre dos especies diferentes, lo cual implica
que una domine sobre la otra desplazando a la original. Existen muchos estudios
que han probado esto, ejemplo de ello es la investigación  realizada por los científicos
David Quist e Ignacio Chapela en 2001, que probó
que las especies de maíz transgénico cultivado en México desplazaban y ponían
en riesgo las especie de maíz autóctonas de la región. Otro efecto
medioambiental  tiene relación con el uso
de pesticidas y antibióticos, los cuales han aumentado según muchas ONGs, como
los amigos de la tierra. Existen estudios que relacionan el excesivo uso de
herbicidas y pesticidas con problemas de discapacidad intelectual, como por
ejemplo el publicado en la Red de Revistas Científicas de América Latina, el
Caribe, España y Portugal realizado por Muñoz Q, María T, que prueba los
efectos nocivos a nivel intelectual que provocan los pesticidas en niños de la
región del Maule.




Solución al problema




Mediante
todos los estudios recopilados y en vista de que estos prueban que los transgénicos amenazan nuestra salud y el medioambiente, concluimos que es necesario adquirir conciencia y decir no a los
transgénicos, para así lograr mejorar nuestra calidad de vida y dar seguridad a los seres vivos que nos rodean.




Para dar solución al latente
problema de los transgénicos en Chile, es necesaria la derogación de la ley
19.342
y el rechazo al convenio UPOV 91 acogiéndose al artículo 49 de la
Convención de Viena sobre Derechos de Tratados.




Además de todo, es necesario
realizar una moción parlamentaria para la creación de una ley que contenga los
siguientes puntos:



 



-Prohibir el ingreso de
transgénicos a Chile.




-Reducir paulatinamente el cultivo
de transgénicos en un 25% anual durante un plazo de 4 años, siendo remplazado
por cultivos de semillas naturales.




-El estado entregara un bono para
el financiamiento de cultivo de semillas naturales, este bono será anual y se
entregará durante los 4 años en los cuales se eliminaran los cultivos transgénicos. El bono sera entregado como un mecanismo de ayuda a pequeños agricultores. Este será entregado por el MINAGRI.




-El bono para el fomento de
cultivo de semillas naturales estará dirigido al quintil 1º, 2º,
3º y 4º con exclusión del 5º. De acuerdo al quintil se evaluará la cantidad de
efectivo a entregar.




-El solicitante debe comprobar
mediante documentos oficiales que se dedica a la agricultura.